Desarticulado en Burgos un grupo organizado que robaba piezas de vehículos de alta gama

Publicado 23/03/2018 17:06:00CET

BURGOS, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado en Burgos un grupo organizado dedicado al robo con fuerza de piezas de vehículos de alta gama, según ha señalado este viernes el subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz.

La operación, denominada 'Piruleta', se ha saldado con la detención de seis personas y la imputación de otras dos, todas ellas de nacionalidad española y residentes en las provincias de Madrid y Valladolid.

La investigación se inició en octubre de 2017, cuando la Policía detectó un incremento de robos de piezas de vehículos de alta gama, tales como volantes, llantas y asientos, en garajes de la capital burgalesa.

El patrón de los robos registrados en diferentes puntos de la ciudad era el mismo, ya que estos automóviles aparecían sin este tipo de elementos y, de forma habitual, apoyados en extintores en los garajes en los que se encontraban.

Las investigaciones realizadas desde ese momento permitieron averiguar que los autores de las sustracciones pertenecían a una misma banda criminal, con alta especialización y movilidad geográfica, que perpetraba robos en Castilla y León desde marzo del pasado año.

Así, las pesquisas permitieron averiguar que los integrantes de la banda eran los autores de 21 robos acometidos en Valladolid, dieciséis en Ávila, cuatro en Segovia y dos en Soria, al margen de los acaecidos en la capital burgalesa, donde se habían registrado 23 desde finales de 2016.

GRUPO ORGANIZADO

El grupo organizado estaba asentado en la localidad madrileña de Villa de Vallecas, desde donde se desplazaban hasta Castilla y León y otros puntos de la geografía española, como Guadalajara o la propia Comunidad de Madrid.

Los agentes lograron desmantelar la organización en uno de los desplazamientos a Valladolid, en el que al tratar de interceptar a los sospechosos, estos se dieron a la fuga por la autopista AP-62 y la autovía A-6, hasta que la Policía les dio alcance en la localidad abulense de Arévalo.

En los registros practicados tras las detenciones, se intervinieron piezas de vehículos sustraídas, llaves magnéticas maestras de apertura de garajes, todos los modelos de antirrobo para llantas existentes en el mercado, martillos rompedores de lunas, gatos hidráulicos y llaves de apertura de puertas, así como otros objetos.

La operación ha permitido, además, desmantelar la red de receptadores de la mercancía robada, estando implicados dos servicios oficiales de vehículos con concesionarios en Valladolid, los cuales adquirían directamente a la organización los materiales sustraídos.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial, ordenando el juzgado competente su ingreso en prisión .