Detenida una joven en Valladolid por estafa y blanqueo de capitales a través de Internet

Actualizado 04/03/2011 12:53:37 CET

VALLADOLID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Policía Nacional detuvieron en la capital vallisoeltana a una mujer con iniciales G.S, de nacionalidad rusa y de 26 años, como presunta responsable de un delito de estafa y blanqueo de capitales a través de Internet e infracción de la Ley de Extranjería al constarle una orden de expulsión de Territorio Schengen.

La investigación, dada su especialidad la llevó a cabo el Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de la Brigada de Policía Judicial, que averiguó que G.S, detenida el lunes 28 de febrero, estaba implicada en unos hechos delictivos cuyo "modus operandi" se engloba en un método de estafa conocido como 'Scam', que incluye diversas etapas y modalidades, y tras las cuales generalmente están grupos de delincuencia organizada, informaron a Europa Press fuentes policiales.

En concreto, en una primera etapa la organización utiliza diversas estratagemas para conseguir las claves y contraseñas de un usuario de banca on-line y poder realizar posteriormente transferencias fraudulentas a través de Internet mediante 'phising' (solicitud de datos mediante Internet suplantando la identidad de un banco), 'troyanos' (programa malicioso que intercepta claves y contraseñas) o 'pharming' (técnica mediante la que se redirecciona a la víctima a una réplica de la web de un banco para captar sus claves).

En una segunda etapa, una vez que la organización ha obtenido la clave y contraseña del usuario de banca online, trata de captar intermediarios- colaboradores para que abran cuentas bancarias con el fin de traspasar el dinero desde la cuenta de la víctima a la cuenta del intermediario para que posteriormente este intermediario, siguiendo las indicaciones de la organización, reintegre el dinero de la cuenta y lo envíe a donde le indiquen, utilizando empresas de envíos de dinero.

BÚSQUEDA DE COLABORADORES

Estos intermediarios (al que se le conoce en Internet con el nombre de "muleros") son captados a través de la Red mediante ofertas de trabajo falsas, especialmente mediante correo electrónico, efectuando la organización envíos masivos con supuestas ofertas de trabajo de empresas que ofrecen ganar una importante cantidad de dinero de forma fácil y rápida desde su propio domicilio, empleando pocas horas y consistiendo su labor en recibir dinero en sus cuentas para posteriormente transferir ese dinero a supuestos clientes de dicha empresas.

Sólo se suele exigir como requisitos una conexión a Internet de 24 horas y disponer de una cuenta de correo electrónico, cobrando por un trabajo tan sencillo y simple una sustancial comisión.

El GIT en el último año ha detenido a 16 personas, entre ellas la mecionada G.S, que actuaban como colaboradores-intermediarios ("muleros") de organizaciones delictivas.

El Cuerpo Nacional de Policía aconsejó que estos intermediarios sospechen y desconfíen de la legalidad del trabajo ofertado, ya que por un trabajo que consiste al final en recibir una cantidad de dinero en una cuenta y remitirla a donde le indique la organización se lleva una sustancial comisión (que suele oscilar entre un 5 y un 10 por ciento de la cantidad transferida), cuando esta misma operación la puede realizar una entidad financiera por un cantidad muy inferior, estando por tanto implicados en un delito de estafa y blanqueo de capitales.

Otra medida que se puede adoptar, es informarse de la legalidad de dicho trabajo y acudir a las Autoridades antes de remitir el dinero a una persona residente en un país tercero, que no tiene nada que ver con la oferta inicial del trabajo ofertado.