Detenida en Valladolid una empleada de hogar por el hurto de joyas

Algunas de las joyas ocupadas a la detenida.
POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID.
Actualizado 22/05/2018 14:43:59 CET

VALLADOLID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Valladolid ha detenido a una mujer de 41 años, cuya identidad responde a las iniciales S.M.C.R. como presunta autora de cinco delitos de hurto de joyas en sendos domicilios en los que había trabajado como empleada de hogar en los últimos años y por las que obtuvo más de 10.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

La detención de dicha mujer, sin antecedentes policiales, el pasado día 16 de mayo se produjo a raíz de las investigaciones iniciadas tras comprobar que la detenida había realizado numerosas ventas de joyas desde el año 2014.

Tras diversas pesquisas se logró localizar uno de los domicilios en los que había trabajado, a partir del cual se localizaron las demás viviendas en las que había prestado sus servicios.

A pesar de que haber trabajado en alguna casa más, cinco empleadores reconocieron joyas de las que vendió la investigada, coincidiendo además algunas de las inscripciones con sus propios nombres o de familiares. Se da la circunstancia de que alguno de ellos ya sospechaba de su empleada pero no se atrevieron a denunciarla por falta de pruebas.

La Policía Nacional recuperó los dos últimos lotes de joyas que había vendido la investigada y por las que se le abonó una cantidad superior a los 2.500 euros.

Una vez practicada su detención, S.M.C.R. reconoció ante los agentes los cinco hurtos que se le imputaban e hizo entrega voluntaria de otro conjunto de joyas que guardaba en su propio domicilio y que al igual que los dos lotes recuperados correspondían a uno de los actuales domicilios en los que se encontraba trabajando como asistenta, y que los investigadores entregaron a las víctimas.

Aunque la cantidad obtenida por el total de joyas superó los 10.000 euros, el valor real de las piezas era mucho mayor. Como ejemplo, reseñar la venta de un reloj de oro de una prestigiosa casa suiza valorado en más de 20.000 euros y por el que la investigada obtuvo apenas 1.600 euros.

La arrestada fue puesta a disposición de la autoridad judicial que decretó su libertad con cargos.

La investigación y la detención fue realizada por agentes del Grupo 4º de la Comisaría de Delicias de Valladolid.