Un detenido y un investigado por el hurto de al menos cinco teléfonos móviles

Actualizado 03/04/2018 13:29:53 CET

VALLADOLID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a una persona y ha investigado a otra en la localidad vallisoletana de La Seca por el presunto hurto de al menos cinco teléfonos móviles, según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Las investigaciones comenzaron el pasado 12 de marzo, cuando en el puesto de Nava del Rey (Valladolid) se recibió una llamada en la que una persona comunica que la noche del 10 de marzo le fue sustraído su teléfono móvil en un local de ocio de Salamanca, si bien el sistema de localización del aparato lo situaba en una vivienda de La Seca.

La Guardia Civil se presentó en dicha vivienda y comprobó que el móvil desaparecido estaba en posesión del inquilino, así como otros seis aparatos más, aunque afirmaba que los había comprado a un varón que residía en Toro (Zamora).

Este varón fue imputado por un delito de receptación en calidad de investigado no detenido, mientras que por parte de los componentes del Área de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Medina del Campo se realizaron gestiones para identificar a la persona que pudiera haber vendido los terminales telefónicos.

Todas estas gestiones permitieron localizar en la mañana del 17 de marzo a ese individuo en Toro. A través de los números IMEI de los teléfonos se pudo obtener la titularidad de los teléfonos.

De las mismas se situó a titulares de las localidades de Ávila, Salamanca y Madrid, debido a que habían interpuesto denuncia por la sustracción de los mismos.

La Guardia Civil aconseja disponer del IMEI de los terminales y aportarlos en caso de tener que denunciar su sustracción, ya que el mismo, facilita la labor de posible identificación y localización del titular.

Se han recuperado siete móviles, esclarecidos hasta el momento cinco delitos de hurto de los terminales, estando los otros dos pendientes de localización de los titulares.