Deterioro de la convivencia familiar y un alegato a favor de ella en la comedia 'Maravillosa Familia de Tokio'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Deterioro de la convivencia familiar y un alegato a favor de ella en la comedia 'Maravillosa Familia de Tokio'

Fotograma de 'Maravillosa familia de Tokio'
SEMINCI
Publicado 27/10/2016 18:28:26CET

VALLADOLID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ganador de la Espiga de Oro en la 52 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) por 'Una familia de Tokio', Yôji Yamada, ha regresado al festival con 'Maravillosa familia de Tokio' ('Kazoku wa tsuraiyo'), una comedia de enredo que refleja el deterioro de la convivencia familia fruto del roce diario, pero a que a la vez se convierte en un alegato a favor de la misma.

El día en que Tomiko cumple años, su marido, Shuzo, le pregunta qué regalo querría. Ella le responde "el divorcio". Al enterarse de la noticia de la separación de la pareja de ancianos, sus hijos se ven invadidos por el pánico. En medio del repentino tumulto que se ha adueñado de su existencia, los distintos miembros de la familia empiezan a hacer públicos sus respectivos agravios.

El largometraje incluye también una divertida crítica al machismo y la sumisión de la mujer en el hogar japonés, con patrones de conducta que se ven repetidos de padres a hijos hasta que los varones del clan Hirata se ven al borde del abismo y comienzan a abrir los ojos.

La cinta parodia, asimismo, la extrema pulcritud de los modales nipones, que provoca situaciones hilarantes a lo largo de las casi dos horas de metraje.

'Maravillosa familia de Tokio' es obra de Yôji Yamada, realizador nacido en 1931 en Takarazuka (Japón). En 1954 se licenció en la Universidad de Tokio y comenzó a trabajar en la productora Shochiku como ayudante de dirección ese mismo año.

En 1958 empezó a escribir guiones y tres años después debutó con su primera película, 'Los extraños del piso de arriba'. En 1969 dirigió 'Es duro ser un hombre', primera entrega de la saga Tora-san, la serie de largometrajes más larga de toda la historia del cine, que se prolongó hasta 1995 con cuarenta y ocho entregas, la mayoría de ellas dirigidas por él y todas protagonizadas por Kiyoshi Atsumi.

Ha ganado en cuatro ocasiones el Premio a la Mejor Película de la Academia Japonesa. En 2002 alcanzó una notable proyección internacional gracias a 'El ocaso del samurái', candidata al Oscar a la Mejor Película en Lengua No Inglesa.

Con 'La espada oculta' participó en la Sección Oficial de la 50 Seminci y con 'El catador de venenos', proyectada en la Sección Oficial en la 52 edición, cerró una trilogía dedicada al mundo de los samuráis. En 2013 consiguió la Espiga de Oro con 'Una familia de Tokio'.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies