La Diputación de Segovia y Asoprofit renuevan la colaboración para mantener la calidad del puerro y zanahoria segovianos

Firma del convenio 26-03-2018
DIPU SG
Publicado 26/03/2018 13:58:55CET

SEGOVIA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Segovia y la Asociación para la Protección Fitosanitaria (Asoprofit) han renovado el convenio de colaboración para el desarrollo de actuaciones dirigidas a la detección e identificación de patógenos implicados en las enfermedades emergentes y la etiología de las mismas en los cultivos de zanahoria, cebolla y puerro en Castilla y León, cuya afección había ocasionado pérdidas estimadas en el 30 por ciento de las producciones.

Una rúbrica que han certificado este lunes los presidentes de ambas instituciones, Francisco Vázquez y José Nieto Pinilla, respectivamente. El acuerdo también está rubricado por la Diputación de Valladolid, y por la de Ávila, que este año se incorpora al programa.

En la firma, que ha tenido lugar en el centro cultural de Gomezserracín, han estado también presentes la alcaldesa de la localidad, Laura del Río; la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez; la jefa de la Sección Agraria de Prodestur, Ana Escorial; y varios miembros de Asoprofit. Todos ellos han visitado, además, el lavadero de hortalizas Los Claveles y un campo cultivado con puerros.

Las necesidades planteadas por un grupo de productores como consecuencia del decaimiento del estado fitosanitario de los cultivos en los últimos cinco años, con importantes daños anuales en producción y especialmente en el caso del puerro, con afecciones de cosecha que llegaron al cien por cien en muchos casos, llevaron a la institución provincial, a través de Prodestur, a preocuparse por el problema y dar forma a sus inquietudes.

El 80 por ciento de la superficie del puerro afectada se encuentra en Segovia. En el caso de la zanahoria se trata del 50 por ciento, mientras que en la cebolla está más repartida entre Segovia, Valladolid y Ávila. Prodestur promovió y colaboró en la constitución de la asociación, con el fin de coordinar al sector, según han señalado fuentes de la Institución provincial.

Así, se planteó una idea inicial de proyecto para identificar las causas y etiología de las enfermedades emergentes y que pudiera dicha idea servir en la búsqueda de agentes o entidades necesarias para desarrollarle. Una vez definido el proyecto, Prodestur ha coordinado las relaciones de la asociación con las Diputaciones de Segovia, Ávila y Valladolid, lo cual queda plasmado en el convenio de colaboración que se ha renovado en el presente año y que supone la aportación de 4.500 euros por parte de cada institución provincial.

UNIÓN DEL SECTOR

La asociación, creada en 2015, está formada según los últimos datos por 190 productores, 6 cooperativas agrícolas, 10 industrias agroalimentarias, un semillero, un industria transformadora y un fabricante de productos terminados, que representan una superficie de alrededor de 1.600 hectáreas.

La relevancia del cultivo de zanahoria, cebolla y puerro en Castilla y León radica en el volumen de la producción. Es la primera comunidad autónoma de España en la producción de zanahoria y puerro y la tercera en cebolla. La provincia de Segovia es la primera productora de Castilla y León y a escala nacional en el cultivo de zanahoria y puerro con una producción de 75.600 toneladas y de 37.700 toneladas, respectivamente, y la tercera en el cultivo de cebolla con una producción de 12.240 toneladas.

En el caso concreto de El Carracillo, Asoprofit agrupa al 80 por ciento de sus productores y unas 1.600 hectáreas. Los municipios segovianos pertenecientes a esa comarca son Chañe, Remondo, Chatún, Campo de Cuéllar, Gomezserracín, Sanchonuño, la Fresneda, Vallelado y Arroyo de Cuéllar.

El convenio se prolonga hasta 2020 y cada año se revisa y renueva. Las administraciones provinciales aportan un montante total de 18.150 euros durante la vigencia del convenio, mientras que la asociación desembolsa 3.500 euros en cada ejercicio. La aportación de la asociación cubrirá los trabajos de campo, como identificación de campos sintomáticos, recolección de muestras o envío de muestras. También trabajos de gabinete, como programación de muestreos, análisis de resultados y elaboración de informes, entre otros.

Las aportaciones de las diputaciones cubrirán íntegramente los análisis necesarios para el estudio de la etiología de las enfermedades emergentes, en los cultivos de zanahoria, puerro y cebolla, y detección e identificación de los patógenos implicados.

Estas actuaciones se engloban en un proyecto de una dimensión más amplia capitaneado por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITALCyL) al que se destinan en cuatro años 1.396.798,80 euros y que está encaminado a conocer el nivel de incidencia de la enfermedad en zanahoria, puerro y cebolla mediante la observación en campo de síntomas en parcelas de estos cultivos, estudiar la epidemiología, control de la enfermedad y estudiar la etiología de la enfermedad, punto en el que radica el convenio anterior.