Diputación de Valladolid lidera un proyecto europeo de formación a mujeres

Carnero comparece junto a Caramanzana y De Miguel
EUROPA PRESS
Actualizado 02/02/2018 12:28:55 CET

El 82 por ciento de los nuevos emprendedores apoyados por el Plan Impulso continúa trabajando

VALLADOLID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Valladolid liderará un proyecto europeo de innovación en la formación de mujeres adultas que comprende medidas de innovación, dinamización y emprendimiento, dotado con un presupuesto de 151.600 euros.

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha incluido esta medida, en la que la Institución contará con otros cuatro socios europeos, entre las novedades para este 2018 del Plan Impulso que la Administración provincial desarrolla en colaboración con una quincena de asociaciones y entidades.

Así, en el año que comienza se pondrá en marcha un Plan de Empleo Juvenil dotado con 1,6 millones de euros y se desarrollará el programa Reinvéntate, que da una segunda oportunidad a jóvenes emprendedores que no tuvieron éxito en su primero intento de poner en marcha un proyecto empresarial.

También se incrementarán las ayudas al emprendimiento con una ampliación de otros seis meses al periodo bonificado por el Gobierno de España para la tarifa plana del alta de autónomos, se realizará un nuevo Programa Integral de Cualificación y Empleo en colaboración con la Cámara de Comercio y se pondrá en marcha una bolsa de empleo juvenil.

Por otro lado, Carnero ha indicado que se mantendrán las diferentes medidas de apoyo directo y de colaboración público-privada que superan los 1,5 millones de euros y que incluyen novedades como la reedición del proyecto CVE Traspasa con la patronal provincial, la misma que desarrollará la Ruta del Emprendimiento para fomentar la cultura emprendedora entre los alumnos de tercero y cuarto de la ESO, así como de Bachillerato.

El presidente ha realizado estas declaraciones tras mantener un encuentro con los representantes de las asociaciones colaboradoras del Plan Impulso, con las que se ha reunido este viernes para analizar las actuaciones en 2018 y hacer balance de lo conseguido en 2017.

EL 82% CONTINÚA TRABAJANDO

En este sentido, Jesús Julio Carnero ha subrayado que el 82 por ciento de los beneficiarios de este plan continúa trabajando, un 70 por ciento en la misma actividad para lo que solicitaron la ayuda y el otro doce en otra empresa.

Desde el año 2013 se han convocado ayudas al empleo y el autoempleo por importe de 3,5 millones que han beneficiado 1.194 personas, de las que 1.124 han sido nuevos emprendedores y 70, nuevos contratos de empleo.

El 41 por ciento de los nuevos negocios está formado por más de un trabajador, mientras que un 38 por ciento ha contratado personal de forma estacional para afrontar picos de actividad.

El presidente de la Diputación ha destacado que un tercio de las ayudas ha beneficiado a parados de larga duración, en tanto que un 80 por ciento de los beneficiarios de las ayudas se dio de alta como autónomo, seguido de un doce por ciento que escogió la fórmula de comunidad de bienes. El 87 por ciento mostró resultados positivos y el 83 por ciento de los que realizaron un plan de empresa tuvo resultados ajustados a lo planificado.

Además, el 67 por ciento de los beneficiarios se mostró satisfecho con las ayudas recibidas y para un 49 tuvieron "gran influencia" en el ejercicio de su actividad, según los datos ofrecidos por Carnero, que ha añadido que el 55 por ciento de los que no continúan con la actividad, la mantuvo más de 24 meses.

MENOS PARO

El presidente de la Diputación ha defendido el Plan Impulso como un "instrumento eficaz" en la reactivación económica de la provincia, para lo que ha significado que entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2017 el desempleo bajó en la provincia un 34,20 por ciento, porcentaje que sube hasta el 39,14 en los municipios de menos de 20.000 habitantes.

En este sentido, Carnero se ha referido a la subida del paro en Valladolid durante el pasado mes de enero para advertir de la estacionalidad de este dato y buscar un análisis de periodos "más amplios" que permitan tener "mayor perspectiva". Así, ha defendido que la provincia se encuentra "en la buena senda" en la "lucha" contra el desempleo.

En la reunión han participado representantes de la Cámara de Comercio, la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Iberaval, ATA, la Asociación de Jóvenes Empresarios, Fecosva, la Asociación de Turismo Rural, la Federación de Polígonos de Castilla y León, la Asociación de Emprendedores y Autónomos Rurales, la Cámara Agraria Provincial, la Federación de Organizaciones Artesanales de Castilla y León, Secot Valladolid, Fiare Castilla y León, la Universidad de Valladolid, la Universidad Europea Miguel de Cervantes y la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Tras el encuentro, la presidenta de la CVE, Ángela de Miguel, ha defendido el trabajo orientado a "retener el gran talento que hay en Valladolid" y ha atribuido parte del "éxito" del Plan Impulso a su "filosofía" de colaboración público-privada.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Víctor Caramanzana, ha sostenido que para que las empresas puedan generar riqueza en el medio rural "han de ser competitivas", lo cual pasa, a su juicio, por ayudarlas a "salir al exterior".