Director de Caja Círculo dice que "Bruselas" no "quería el modelo de cajas"

Contador
Valladolid.- Santiago Ruiz durante su comparecencia
EUROPA PRESS
Actualizado 05/04/2018 17:18:55 CET

   VALLADOLID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El director general de Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Burgos, Santiago Ruiz Díez, ha asegurado que "Bruselas" rechazaba las cajas porque tenían un "modelo anacrónico" y, por eso, debían "convertirse en bancos", al tiempo que ha negado cualquier tipo de "ingerencia o presión" de la Junta para obligar a las entidades financieras de la Comunidad a fusionarse como "sí ha ocurrido" en otras autonomías "como Galicia".

   Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su comparecencia esta mañana en la Comisión de Investigación de las Cajas donde ha insistido en que fue la "grave y prolongada" crisis económica "negada por los gobiernos vigentes" y la "imposibilidad" de acudir a instrumentos como la "ampliación de capital", los principales motivos de la desaparición de estas entidades financieras.

   Ruiz Díez, que se ha sometido durante cerca de dos horas a las preguntas de los portavoces de los Grupos Parlamentarios en la Comisión, fue director general de Caja Círculo desde diciembre de 2001 hasta diciembre de 2011, si bien ha sido empleado en la misma durante 43 años.

   Durante su intervención, el exdirector ha apuntado que alguien, cuya identidad no ha querido desvelar, le transmitió que era "Bruselas" la que insistía en que las cajas "tenían que desaparecer". "A mí se me trasmitió que desde Bruselas decían que el modelo de cajas era anacrónico y que se tenían que convertir en bancos", ha señalado para incidir en que concluían que este tipo de entidades "no podíamos acceder a los mercados" y, por lo tanto, "éramos un riesgo".

   No obstante, el directivo de Caja Círculo ha ahondado en las causas por las que, a su juicio, estas entidades se vieron obligadas a fusionarse para convertirse en bancos y que no fueron más que la "grave y prolongada crisis, negada por los gobiernos vigentes" y la "imposibilidad" de acudir a instrumentos como la "ampliación de capital" que "sí tenían los bancos" y que "podía haber cambiado el actual escenario".