El director general de Carreteras de la Junta declarará como imputado por la adjudicación de la variante de Guardo

Actualizado 15/03/2013 11:39:15 CET

Junto a Luis Alberto Solis, el instructor volverá a tomar declaración a los funcionarios Belén G.G. y Jesús M.A. Investiga cohecho, prevaricación y tráfico de información privilegiada

VALLADOLID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Carreteras de la Junta de Castilla y León, Luis Alberto Solís, deberá declarar en calidad de imputado el próximo día 24 de abril, a partir de las 11.00 horas, en sede judicial como consecuencia de las investigaciones que se siguen por supuestas irregularidades en la adjudicación de la variante de Guardo (Palencia), según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Así lo ha acordado el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, José María Crespo, quien a través de un auto ha resuelto citar también para ese mismo día, con el fin de realizar una ampliación de declaración, a la funcionaria de los servicios centrales de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León Belén G.G, detenida el pasado mes de junio de 2012 por la policía en su despacho con motivo de las pesquisas sobre supuestas irregularidades, y a su jefe, Jesús M.A, quienes ya declararon por estos hechos como imputados los pasados días 30 de enero y 5 de febrero, respectivamente.

Además de la ampliación de declaración de Belén G.G. y Jesús M.A, que comparecerán el día 24 de abril en Instrucción 1 a las 09.40 y 10.00 horas, respectivamente, el juez titular ha citado para las 10.30 horas de ese mismo día, aunque en calidad de testigo, a Jorge B.A. de L, funcionario del Servicio Territorial de Fomento de la Junta en Palencia.

La investigación, recaída en el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid fue auspiciada desde la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de Madrid y se encuentra centrada exclusivamente en la adjudicación por parte de la Consejería de Fomento del contrato para la dirección facultativa de las obras de la referida variante que recayó a primeros de 2011 en la UTE formada por Estudio de Ingeniería y Proyectos, S.L. (EIPSA)-Civil 4, S.L, por un importe de 408.714,24 euros.

El pliego de adjudicación recogía la necesidad de aportar una experiencia contrastada de más de 25 años en la realización de proyectos y direcciones de obra en viaductos de similares características.

Asimismo, el contrato llevaba asociada la presencia permanente de un ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, así como los medios necesarios para controlar cuantitativa y cualitativamente la obra.

POSIBLE INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

La adjudicación a esta UTE, según las investigaciones, podría haberse visto favorecida por los investigados mediante la facilitación de información previa al objeto de que la licitación se presentara en términos ventajosos con respecto al resto de ofertas realizadas por casi una treintena de empresas de fuera y dentro de Castilla y León.

Por tal motivo, las pesquisas investigan la comisión de posibles delitos de cohecho, prevaricación y tráfico de información privilegiada por parte de los investigados, tres de los cuales, tanto Belén G.G. como Jesús M.A. y el administrador de la empresa Civil 4, B.B.D, ya declararon ante el instructor en calidad de imputados.

Los hechos trascendieron públicamente a raíz de la detención, el 21 de junio de 2012, de la funcionaria Belén G.G. en su centro de trabajo ubicado en dependencias de la Consejería de Fomento, en la calle Rigoberto Cortejoso de Valladolid, por parte de agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de Madrid, en cuyo transcurso los actuantes registraron no sólo su despacho sino, posteriormente, su propio domicilio, para luego tomarle declaración en dependencias policiales.

Al día siguiente de la detención, el consejero portavoz y de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, hizo un llamamiento para que los medios de comunicación fueran "exquisitamente escrupulososo" con la presunción de inocencia de una trabajadora del Grupo A y con trece años de servicio en la Administración regional.

El contrato para las obras de la variante de Guardo (CL-626), con un presupuesto de 19.827.645,54 euros y una plazo de ejecución de treinta meses, fue otorgado por el departamento que dirige Antonio Silván a finales del año 2010 a favor de la UTE compuesta por las constructoras Sacyr e Inmobiliaria Río Vena.

Con posterioridad, a principios de 2011 se produjo la adjudicación de la dirección facultativa de dichas obras, la que está siendo objeto de investigación, en favor de EIPSA-Civil 4 por más de 400.000 euros. El director de la obra es José Antonio LLombart, ingeniero de caminos con amplia experiencia en estructuras de gran envergadura realizadas en ámbito nacional e internacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies