Este domingo se celebra la Jornada Mundial de las Misiones, que en 2010 recaudó 235.461,86 euros en Valladolid

De Izquierda A Derecha: Javier Carlos Gómez, Ricardo Blázquez Y Juan Medina
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 14:48:38 CET

España posee en torno a 14.000 misioneros, 3.000 de ellos de CyL, con Burgos y León como las provincias con más efectivos

VALLADOLID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El próximo domingo, 23 de octubre, se celebrará la Jornada Mundial de las Misiones (Domund), que en 2010 permitió recaudar en la Archidiócesis de Valladolid 235.461,86 euros destinados a fomentar el desarrollo en países desfavorecidos y facilitar la tarea de los misioneros.

Así lo ha explicado este lunes el arzobispo vallisoletano, Ricardo Blázquez, quien ha presentado la campaña para este 2011 y ha hecho balance del ejercicio anterior.

Así, el prelado ha explicado que en 2010, los feligreses vallisoletanos donaron 235.461,86 euros que se sumaron a los 173.985,83 euros de la Jornada de la Infancia Misionera y los 22.986,30 de las becas concedidas a la formación del clero nativo de los países beneficiarios.

Por su parte, el delegado de la Archidiócesis para las misiones, José Carlos Gómez, ha recordado que de los 14.000 misioneros españoles que aproximadamente se encuentran en el exterior, cerca de 3.000 proceden de Castilla y León, donde destacan las provincias de Burgos y León, mientras que Valladolid posee en torno a 200, la mayoría radicados en Latinoamérica por "motivos lingüísticos.

Asimismo, Ricardo Blázquez ha apuntado que, si bien el número de vocaciones está perjudicando el envió de cooperantes, esta situación se ha visto salvada en el caso vallisoletano gracias "a un repunte de las cifras de misioneros seglares".

Sin embargo, Javier Carlos Gómez ha puntualizado que el descenso vocacional "en la vieja Europa" se contrapone a "la primavera" que se vive en otros países, por lo que en estos momentos se favorece el desarrollo misionero "con sacerdotes nativos" y de otros lugares no europeos.

EJERCICIO DE "TRANSPARENCIA"

Junto a estos datos, se han desglosado las cantidades obtenidas en cada parroquia durante el Domund de 2010 como un "ejercicio de transparencia".

Al hilo de esto, el arzobispo de Valladolid ha pedido a los fieles que las ayudas "se concedan a través de los cauces oficiales de la Iglesia", en lugar de mediante el contacto directo con los propios misioneros para evitar "que haya zonas privilegiadas" y facilitar así una coordinación de toda la ayuda de las Obras Misionales Pontificias.

El responsable de las Misiones de la Archidiócesis ha reconocido que la actual situación de crisis económica y el descenso de la asistencia a los templos ha provocado una disminución de las donaciones, aunque en el caso vallisoletano se salvó dicho déficit "gracias a una herencia" recibida.

De acuerdo con los datos facilitados por Gómez, toda la recaudación obtenida en España viajará a Madrid, donde permanecerá hasta que una reunión en Roma de los diferentes directores nacionales del Domund decidan cómo distribuirla, si bien ha puntualizado que el dinero "nunca viaja a Roma como se pudiera pensar".

Por otro lado, ha subrayado la importancia de los misioneros que "siempre que hay una catástrofe en algún lugar, ya están allí, y permanecen después de que se haya superado y se hayan marchado los cooperantes".

En el acto de presentación también ha participado un misionero vallisoletano que desarrolla su trabajo en Togo, Juan Medina, el cual se desplazó al país africano después de desarrollar el sacerdocio durante doce años en localidades de la provincia.

PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN

Medina ha destacado los "problemas" iniciales de adaptación en aquel país ante los problemas idiomáticos, puesto que "el francés lo habla quien lo habla" y la zona donde trabaja "se hablan hasta cuatro lenguas".

Asimismo, ha destacado que su labor se organiza en torno a tres pilares básicos que son "la escuela, el dispensario y la parroquia", y ha subrayado la "buena sintonía" con los representantes de otros credos como el cristianismo protestante o el Islam.

En este sentido, ha asegurado que se considera "uno más" de aquella sociedad y ha rechazado que en algún momento haya sentido miedo, en relación con el secuestro de dos cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras en Kenia, si bien ha reconocido que desconoce "cuál es la situación en aquel país".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies