Down España denuncia en un vídeo el caso de Rubén, un niño al que no se permite una educación inclusiva

Actualizado 17/12/2013 22:30:37 CET

Afirma que la LOMCE incumple la Convención de la ONU sobre discapacidad y apuesta por "la segregación" de las personas con síndrome de Down

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Down España ha lanzado un vídeo con vistas a la conmemoración, este martes, del Día Internacional de la Discapacidad, en el que denuncia el caso de Rubén, un niño que lleva tres años estudiando en su casa tras sufrir "una serie de maltratos y negligencias en el entorno escolar" que le han acabado privando de su derecho a la educación inclusiva.

El vídeo es el colofón de la campaña iniciada hace un mes por esta ONG estatal en redes sociales, donde se han conseguido recaudar más de 130.000 firmas de apoyo a la reivindicación de "un colegio para Rubén" dirigida a la Junta de Castilla y León, la comunidad autónoma donde vive con su familia y donde recibió clases sin problema en un centro público hasta cuarto de Primaria.

"¿Cómo crees que se sentiría tu hijo de 10 años si un profesor le coge por el cuello y le dice que le va a tirar por la ventana? ¿Y si coge una silla y le dice que se la va a tirar a la cabeza? Pues imagínate cómo se sintió mi hijo Rubén, que además tiene síndrome de Down", explican los padres del chico en la petición de firmas publicada en Change.org.

Según afirman, el niño estaba "integrado con sus compañeros" e iba avanzando, pero al llegar el nuevo profesor comenzó a mostrarse "raro" y "arisco". "No sabíamos lo que le pasaba, hasta que otros padres nos contaron lo que sus hijos le decían: que el profesor atacaba a Rubén, le insultaba e incluso le agredía. Imagínate como nos sentimos", señalan.

Down España apunta que la familia denunció y consiguió que un curso después el profesor fuera reemplazado, pero el nuevo maestro "tampoco ofreció apoyo al niño", que se vio en una situación de "abandono en el ámbito escolar". Finalmente, la Dirección Provincial de Educación de León decidió derivarlo a un centro de educación especial sin el consentimiento de los padres y "basándose en unos informes que la familia considera inválidos y discriminatorios", conforme detalla la organización.

Miguel Ángel Castañón, psicólogo clínico que ha tratado al niño desde la infancia, y experto en temas de discapacidad, asegura en el video que "cualquier persona tiene derecho y la administración la obligación de escolarizarle en centros ordinarios" y, si necesitan algún tipo de apoyo, se lo tienen que dar.

Según relatan los padres en el video, tras tres años con el niño estudiando en casa, la Fiscalía les acusa "penalmente" de "abandono familiar". "Estamos pendientes de poder sacar adelante un recurso ante el Tribunal Constitucional para que nuestro hijo vuelva al cole que es lo que él demanda y pueda volver con sus compañeros y se cumpla su derecho a la educación inclusiva", exponen.

Para el presidentde de Down España, José Fabián Cámara, casos como el de Rubén irán a peor con la aplicación de la recién aprobada Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que "incumple gravemente los mandatos de inclusión educativa que derivan de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad" porque mantiene la figura de la educación especial, lo que implica "segregar".

LA LOMCE DISCRIMINA

"En España más del 20 por ciento del alumnado con discapacidad, unos 40.000 escolares, permanece aún en modalidades de educación especial, una fórmula que establece diferencias negativas por razón de discapacidad y que no asegura los apoyos precisos para lograr un entorno efectivamente inclusivo", explica el responsable de Down España.

Según apunta, con la LOMCE "el alumno se enfrenta a los dictámenes de escolarización que de oficio se hacen al comenzar cada etapa educativa y que se pueden repetir en cualquier momento de la escolarización a demanda del centro escolar". Éstos dictámenes son vinculantes para la administración y con ellos se puede derivar al alumno a un centro de educación especial "aunque la familia no esté de acuerdo".

"Más grave todavía" es, en su opinión, la obligación de superar una evaluación externa para obtener el título de ESO. "En el mejor de los casos, incluso obteniendo el graduado en ESO, el alumnado con síndrome de Down será derivado, casi con toda seguridad hacia la Formación Profesional Básica, impidiéndose así que curse el Bachillerato, según lo dispuesto en el artículo 30 de la Ley", plantea Cámara.

Por último, denuncia "la falta de apoyos en las modalidades de Formación Profesional" lo que, sumado a lo anterior "hace prácticamente imposible que alcancen las enseñanzas de nivel superior", según dice Down España.