Ecologistas en Acción concede sus premios críticos a Repsol, Trofagas y la Junta por los métodos de fractura hidráulica

Actualizado 04/06/2012 13:00:27 CET

VALLADOLID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción de Castilla y León ha hecho públicos sus premios críticos Atila y Caballo de Atila a las compañías Repsol y Trofagas por la tecnología del 'fracking' (fractura hidráulica) para la obtención de gas natural, y a la Junta por premiar investigaciones en este campo.

Según han informado fuentes de la organización ecologista en un comunicado, se van a entregar los premios con ocasión del XL Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra mañana 5 de junio, para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente de Castilla y León.

El Jurado ha elegido conceder el Premio Atila 2012 a las empresas de hidrocarburos Trofagas y Repsol por la solicitud de permisos de investigación de fractura hidráulica en la región, una tecnología "que intenta perpetuar un modelo energético que provoca graves problemas ambientales y sociales, como la fuga de compuestos químicos tóxicos a la atmósfera y al agua, además de incrementar notablemente al cambio climático".

Asimismo, se ha designado el Premio Caballo de Atila 2012 a la Junta de Castilla y León por la concesión de los permisos de investigación de fractura hidráulica.

Ecologistas en Acción ha recalcado que el principio de precaución "debe de estar más presente que nunca en las decisiones relativas a la extracción de recursos e impacto ambiental en el territorio" pues "los riesgos derivados del uso de la fractura hidráulica son elevados, como demuestra la experiencia en EE.UU, y su rendimiento energético es bajo".

A juicio de los ecologistas, el Gobierno castellanoleonés debería prohibir la investigación y explotación de gas no convencional por fractura hidráulica en la región y "apostar por un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables".

También se entrega un premio de carácter más positivo, el 'Ecologista', que se concede este año al movimiento 15M por su contribución durante el último año, y en especial por la acampada en el Valle de Laciana, en la que se defendió "la tierra" en contra del "destructivo negocio de las explotaciones de carbón a cielo abierto en el Valle de Laciana y la corrupta trama política y económica que se esconde detrás".

El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Los premios, que se concedieron por primera vez hace 20 años, en 1992, tienen tres categorías, 'Atila' y 'Caballo de Atila' destinados a denunciar aquellas actividades más destructivas al medio ambiente y el premio 'Ecologista' destinado a distinguir proyectos que hayan sido una importante aportación en la conservación del medio ambiente.