Ecologistas en Acción lamenta la falta de independencia que denota la decisión "inédita y peligrosa" del CSN

Central de Garoña
EUROPA PRESS
Actualizado 24/05/2013 19:54:56 CET

MADRID/BURGOS, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha lamentado la "falta de independencia" que denota la decisión del Consejo de Seguridad Nuclear, que ha votado a favor de que el Ministerio autorice a Nuclenor (titular de la central nuclear de Santa María de Garoña) a pedir una prórroga de un año en el que valorará si pide la renovación de su licencia.

A su juicio, no había argumentos técnicos para esta decisión y se ha conseguido que la imagen del CSN quede "profundamente desacreditada" a nivel nacional e internacional, al demostrarse su falta de independencia.

Por ello, acusa al Ministerio de Industria, Energía y Turismo de haber hecho un "daño enorme" a la institución garante de la seguridad nuclear al forzarla a tomar una decisión "en tiempo ridículo".

Así, el portavoz nuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, ha señalado que con esta cuestión se ve como el lobby nuclear "ha torcido el brazo de un gobierno democrático" y subraya que "no fue suficiente" con revocar la orden ministerial de 2009 "a medida de Nuclenor" sino que se ha tenido que introducir "esta enorme presión" sobre el regulador atómico para satisfacer los intereses de una empresa privada.

Por ello, Castejón se cuestiona qué se estará negociando entre los co-titulares de Nuclenor (ENDESA e Iberdrola) y el Gobierno para dar "tan lamentable espectáculo".

A su juicio, la presión de un informe en tan poco tiempo, abre la puerta a que los técnicos se vean obligados a estudiar la seguridad de una instalación nuclear en siete días naturales o cinco laborales, lo que contraviene las recomendaciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que consideran necesarios varios meses para la realización de estos informes.

Por ello, insiste en que esto hace "mucho daño" a la imagen del CSN porque los reguladores europeos estaban pendientes de los sucesos españoles.

Además, apunta que ahora se abren varias incógnitas sobre el estado de seguridad de la central durante este tiempo y considera que la autorización para permanecer en parada fría es "inédita y marca un peligroso precedente a nivel mundial".

En este sentido, Castejón recuerda que en su informe de 2009, el CSN se mostró a favor de una autorización hasta 2019 condicionada a la realización de una serie importante de reparaciones en 2013, como el cambio de cientos de metros de trenes de cables que sirven para monitorizar los parámetros de la central.

Respecto a la votación, el representante de Ecologistas en Acción ha subrayado que la decisión, finalmente ha sido por votación no unánime y que ha sido necesario el voto de calidad del presidente para inclinar la balanza. A su juicio, esto demuestra que no había argumentos técnicos de suficiente peso para dar la autorización, lo que lleva a pensar que es una "decisión política". De este modo, considera que los técnicos del CSN, "que han resultado ejemplares en los últimos tiempos, no se merecen que se les coloque en esta situación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies