Ecologistas acusan a la Junta de cometer los mismos errores que en 2007

Actualizado 21/02/2012 13:45:39 CET

Entienden que la quema de cunetas, linderas, parcelas y desagües en zonas agrarias resulta una medida ineficaz

   VALLADOLID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Distintos colectivos ecologistas han advertido hoy de que las quemas que se están produciendo en algunas zonas de Castilla y León, promovidas y autorizadas por la propia Junta, son medidas completamente ineficaces para combatir la proliferación de topillos, como quedó demostrado en la plaga de 2007.

   Además, sostienen, a través de un comunicado recogido por Europa Press, que tienen efectos adversos para la biodiversidad, al destruir el hábitat de reproducción, alimento y refugio de especies silvestres que pueden contribuir al control natural de plagas. Asimismo, aumentan el riesgo de erosión y de incendio y fomentan la eliminación de microorganismos beneficiosos para el suelo.

   Las distintas organizaciones ecologistas firmantes de este comunicado recuerdan también que la destrucción o deterioro de las áreas de reproducción están prohibidos por la Directiva de Aves, el Convenio de Berna y la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad y sólo puede llevarse a cabo bajo un régimen de excepciones que, en su opinión, no se está cumpliendo en estos casos, de ahí que las quemas autorizadas podrían acarrear graves sanciones.