La emotividad protagoniza en Aranda de Duero (Burgos) el acto de entrega de restos de represaliados

Actualizado 03/07/2010 19:45:00 CET

ARANDA DE DUERO (BURGOS), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La emoción y las lagrimas de los familiares han protagonizado este sábado en la localidad burgalesa de Aranda de Duero el acto de entrega de los 44 cuerpos identificados y recuperados de la Fosa de la Andaya en Lerma, donde fueron enterradas 86 personas en el verano del 1936 después de ser fusilados.

Tras realizar el proceso de identificación con la comparativa del AND, la Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica organizó este acto celebrado en el auditorio de la Casa de Cultura en el que se entregaron los restos a los familiares presentes, para más tarde, proceder a su sepultura en el Cementerio de San Pedro Regalado de la localidad.

El portavoz de la Asociación, José María Rojas, explicó que se conocen los nombres de las 86 personas enterradas en la fosa, pero lamentó que las pruebas de ADN llevan un proceso lento y destacó que en los momentos previos al acto se aprovechó para tomar muestras a los familiares para completar todo el trabajo de identificación.

En este sentido, destacó la emotividad del acto marcado por los recuerdos y las lagrimas de los familiares que, en la mayor parte, sobrepasados los 80 años han logrado recuperar los restos de sus seres queridos.

Entre ellos estaba un nieto y sobrino de dos de las personas identificadas, que viajó desde Francia, de tal manera que en el acto leyó una carta de su padre, que por su avanzada edad no pudo estar presente, en la que detallaba los "tristes y duros" recuerdos que marcaron su vida.

Algunos de los cuerpos identificados pertenecen a cargos públicos de la época, como los de Felipe Gutiérrez Catalá, alcalde de la comisión gestora del Ayuntamiento de Aranda de Duero, y los de los concejales de esa misma localidad Andrés Sánchez García, Tomás Requejo Requejo --también diputado provincial--, Ciriaco Martín López, Gregorio Picó Guijarro, Pascual Molinero Cebrecos, y Mariano Velasco Gayubo.

Asimismo, también se encuentran entre los identificados Alejandro Felipe Illera Lechuga, alcalde de Fuentespina; Bonifacio Ontoso Martín, alcalde de Gumiel de Izán; Cristobal García Martínez, maestro de Gumiel del Mercado; Pedro Revilla Barbero, alcalde de Nebreda; Eugenio Alonso González, alcalde de Villafruela, y Florentino Nebreda Nebreda, alcalde electo de Villanueva.

Rojas indicó que la presencia entre los fallecidos de tantos cargos públicos demuestra que el objetivo "era acabar con todos aquellos que ostentaban puestos y no estaban vinculados al franquismo".

En el acto han estado presentes, además de los familiares el forense que más fosas comunes ha exhumado en España, Francisco Etxebarría; el antropólogo forense que ha trabajado en la identificación de los restos, Luis Ríos; el investigador que ha proporcionado información para la identificación de los restos, José Ignacio Casado; el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, y cargos públicos del Ayuntamiento de Aranda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies