La empresa Saloro aportará 100.000 euros al año al Ayuntamiento de Barruecopardo (Salamanca) por la mina de wolframio

Nicol y Ortiz
ALEPH COMUNICACIÓN
Actualizado 03/07/2012 17:46:07 CET

SALAMANCA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El apoderado general de la compañía minera Saloro, Stephen Nicol, ha firmado este martes un convenio de colaboración con el alcalde de Barruecopardo (Salamanca), Jesús María Ortiz, sobre el proyecto de explotación minera de wolframio que la compañía desea poner en marcha en el municipio salmantino durante los próximos nueve años.

En virtud del convenio, Saloro se compromete a aportar al presupuesto del Ayuntamiento 100.000 euros anuales, en concepto de tasas y arbitrios municipales aunque si éstos no alcanzaran dicha cantidad, la minera realizaría una contribución económica adicional hasta completar los 100.000 euros.

Además, la compañía pagará al Ayuntamiento de Barruecopardo 270.000 euros en concepto de anticipo de la contribución económica adicional, según un comunicado de la compañía remitido a Europa Press.

Por otra parte, Saloro se compromete a través de este convenio de colaboración a realizar actuaciones en materia de desarrollo económico-social del Ayuntamiento y entre ellas la compañía considerará con "carácter preferente" la candidatura de vecinos de Barruecopardo para trabajar en la explotación de la mina de wolframio que busca volver a activar.

Asimismo, se tendrá una deferencia con aquellos familiares afectados por la compraventa de terrenos o expedientes de ocupación temporal, así como con los trabajadores de los propietarios de dichos terrenos. La compañía valorará todas las candidaturas recibidas y seleccionará aquellas que más se adecuén al puesto de trabajo, dando prioridad a los candidatos locales.

Por otra parte, Saloro se compromete a que cualquier resto arqueológico que sea hallado durante los trabajos de explotación sea sometido a estudio y análisis por el organismo competente de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Por su parte, por medio de este convenio de colaboración, el Ayuntamiento de Barruecopardo apoyará el avance del proyecto y, dentro de sus posibilidades, agilizará los trámites de obtención de licencias y la materialización del mismo.

La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró. Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.

Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo.