Entidades conservacionistas alertan de que la gestión cinegética de la Reserva de Riaño puede acabar con la ganadería

Actualizado 28/01/2015 18:29:40 CET

LEÓN, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Casi una decena de asociaciones conservacionistas han alertado que la situación de la ganadería en la comarca leonesa de Riaño es "terminal" porque "está embarcada en una espiral constante de vaciados de cuadras y reses sacrificadas, que ha acabado ya con buena parte de la ganadería de la montaña" como consecuencia de la gestión cinegética de la Reserva de Caza de la zona.

Así lo han explicado en un comunicado recogido por Europa Press, donde han concretado que en municipios como Boca de Huérgano se ha pasado de 50 explotaciones ganaderas en el año 2000 a poco más de diez en la actualidad.

En concreto, se trata de las entidades Fundación Oso Pardo, Ecologistas en Acción Cantabria, Arca (Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria), Fundación Naturaleza y Hombre, Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, SEO Birdlife y Acu (Asociación para la Conservación del Urogallo).

Esta situación es consecuencia, en su opinión, del modelo cinegético implantado desde hace años en la reserva de caza de Riaño que está "basado en la sobrepoblación de ciervos y jabalíes, emulando modelos de explotación intensiva del sur de la península que está causando un aumento exponencial en la incidencia de estas enfermedades sobre la cabaña ganadera, al actuar estos animales silvestres como reservorios de la enfermedad".

Las asociaciones de defensa del medio ambiente han explicado que, desde un punto de vista ecológico, la sobrepoblación de ciervos y jabalíes "está dañando seriamente hábitats naturales importantes para especies en peligro de extinción, como son las arandaneras, acebedas, pastos subalpinos o turberas".

Además, han asegurado que se han detectado "serios procesos de deterioro" en hábitats de interés comunitario de los Parques Nacional y Regional de Picos de Europa.

BUSCAR SOLUCIONES

Las entidades conservacionistas han insistido en su "compromiso" por preservar una ganadería sostenible, y por la conservación de todos los ecosistemas naturales de la montaña de Riaño, y han mostrado su disposición a reunirse con sindicatos ganaderos y políticos locales para buscar vías de entendimiento comunes que permitan compatibilizar la presencia del lobo ibérico con la supervivencia de este tipo de ganadería.

Igualmente han dicho entender la figura de la Reserva de Caza y los derechos de los propietarios, pero han asegurado que "son perfectamente compatibles con un espacio natural como el Parque Regional de los Picos de Europa".

No obstante, han defendido que "la gestión cinegética debe de estar supeditada a los objetivos de conservación y desarrollo sostenible del parque y no al revés, como viene sucediendo desde hace demasiados años en Riaño".

Por último, estas asociaciones han reclamado a la Junta de Castilla y León un "cambio urgente" de dirección técnica en las reservas de caza leonesas y un cambio a otro modelo de gestión "que favorezca y garantice la compatibilidad de la actividad cinegética con la ganadería y el turismo de naturaleza".