Escuela Laica muestra su apoyo a los padres que denunciaron la presencia de crucifijos en un colegio de Almendralejo

 

Escuela Laica muestra su apoyo a los padres que denunciaron la presencia de crucifijos en un colegio de Almendralejo

Actualizado 15/11/2010 11:51:54 CET

VALLADOLID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL) ha manifestado su total apoyo y solidaridad con los padres del colegio público Ortega y Gasset de Almendralejo (Badajoz) a quienes el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura dio la razón en su denuncia por la presencia de crucifijos en el centro escolar.

Según han señalado fuentes de la Asociación, que promovió una causa similar en el colegio Macías Picavea de la capital vallisoletana, estos padres sufren "un intolerable acoso por haber tenido la valentía de denunciar la presencia de simbología religiosa presidiendo las aulas donde acuden sus hijos por considerar que tal situación vulnera derechos fundamentales de las personas".

Escuela Laica ha incidido en que "todas las sentencias judiciales" sobre la materia, incluida una del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, respaldan la posición de los padres de dos hermanos que asisten al colegio Ortega y Gasset.

La decisión del Alto tribunal extremeño, con fecha del pasado mes de septiembre, puso fin al contencioso que iniciaron los padres de los dos alumnos, primero como reclamación a la administración en diciembre de 2008 y posteriormente por vía judicial en julio de este año.

En la última semana, aunque la Junta de Extremadura ha asegurado que hace unos meses instó al centro educativo a retirar los crucifijos de las aulas, a excepción de las que acojan las clases de la asignatura de religión, padres de otros alumnos se han movilizado para oponerse a la eliminación de la simbología cristiana.

La Asociación vallisoletana ha recordado que conoce "en carne propia lo que es vivir las presiones de los sectores integristas de la sociedad que no admiten que nadie cuestione sus privilegios de todo tipo, incluido el mantenimiento de sus símbolos privativos en los espacios educativos públicos".

Según el comunicado, situaciones como ésta "solamente son posibles debido a que hasta ahora, tras más de 30 años de democracia, no se ha abordado una cuestión que debe ser pilar básico en la misma, como es el laicismo, que significa la más exquisita neutralidad del Estado en materia de creencias particulares, sean de carácter religioso o de cualquier otra índole".

Por ello, consideran que la problemática se debería resolver por parte de los poderes públicos, y no con defensa particular por parte de los padres. De este modo "se habría evitado el acoso que ahora en Almendralejo, como hace dos años en Valladolid, están sufriendo provenientes de los sectores más integristas".

Además, recalcaron que se están vulnerando principios constitucionales como la neutralidad del Estado y el derecho de los ciudadanos a no tener que realizar manifestación alguna que ponga de manifiesto su ideología o creencias.

También han lamentado que el Tribunal Constitucional "ha evitado pronunciarse sobre el fondo del asunto, alegando un artificial problema de forma", lo que a su juicio hace "más necesario que nunca que el Gobierno tomara en sus manos el problema y le dotara de una solución definitiva".

Por todo ello sobrevienen las consecuencias como el "acoso" que están sufriendo, según Escuela Laica, los padres de Almendralejo que "han decidido valientemente dar el paso y denunciar la situación, a los que ACEL reitera su más decidido apoyo" a la vez que muestra "su más enérgica condena a los sectores fundamentalistas autores del citado acoso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies