Esgueva suma casi la mitad de puntos de riesgo de inundación de la provincia de Valladolid

Quiñones (centro), Trillo (izda) y Ventosa (dcha) presentan las guías, 2-3-18
EUROPA PRESS
Actualizado 02/04/2018 14:34:57 CET

La Junta entrega a los 25 municipios vallisoletanos afectados unas guías con consejos para mejorar la coordinación y prevenir daños

VALLADOLID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El río Esgueva suma casi la mitad de los puntos con riesgo de sufrir episodios de inundaciones de la provincia de Valladolid, con once de 26, seguido del Cega, que cuenta con cinco, y el Duero, con cuatro.

A los 25 municipios afectados por estos puntos, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha hecho entrega de unas guías de respuesta que buscan mejorar la coordinación entre las administraciones municipales y el Centro de Emergencias de la Agencia de Protección Civil, a fin de prevenir los posibles daños de estas avenidas.

Así, la Esgueva presenta riesgo de inundación a su paso por Amusquillo, Canillas de Esgueva, la urbanización Los Álamos de Castronuevo de Esgueva, Castroverde de Cerrato, Fombellida, Olmos de Esgueva, Piña de Esgueva, Renedo de Esgueva y su urbanización Puerta de Casasola, Villaco y Villarmentero de Esgueva.

El Cega presenta riesgo en Cogeces de Íscar, El Cardiel de La Pedraja de Portillo, Megeces, Mojados y Viana de Cega, mientras que en el Duero figuran Pollos, San Miguel del Pino, Torrecilla de la Abadesa y Villanueva de Duero.

El resto de puntos con riesgo de inundación son el río Trabancos a su paso por Castrejón de Trabancos y Fresno el Viejo, el arroyo de Pozo Moza en Fuensaldaña, el Sequillo en Medina de Rioseco, el Zapardiel en Salvador de Zapardiel y el Pisuerga en Santovenia.

Las guías se han entregado a los 25 municipios este lunes en una reunión celebrada en la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid a la que han asistido representantes municipales, así como el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el delegado territorial, Pablo Trillo-Figueroa, y el director de la Agencia de Protección Civil, José Luis Ventosa Zúñiga.

GUÍAS

Se trata de unas guías de respuesta que reflejan las planas previsibles de zonas inundables ante las avenidas de los 10, 100 y 500 años, con el objetivo de ayudar a los municipios --y especialmente a los alcaldes, como responsables de protección civil de los mismos-- a tomar decisiones y medidas oportunas para prevenir y actuar "de forma rápida, eficaz y coordinada" ante posibles inundaciones, según ha destacado Suárez-Quiñones en declaraciones recogidas por Europa Press.

Las guías parten de unos planos específicos para las localidades inundables, a fin de que estén identificados los puntos vulnerables, con especial atención a los que puedan afectar a colegios, residencias, consultorios y otros de uso público, y detallan las actuaciones que se deben realizar por parte del ayuntamiento cuando se prevean situaciones de emergencia por riesgo de inundaciones de los ríos pertenecientes a las confederaciones hidrográficos del Miño-Sil, del Duero y del Cantábrico.

Estas situaciones son advertidas desde el Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León con las informaciones facilitadas por parte de las confederaciones hidrográficas correspondientes.

Además, en la guía se incluyen las actuaciones preventivas que tienen que desarrollar los ayuntamientos para conseguir minimizar en lo posible los daños que se producen como consecuencia de las inundaciones. También informan de los modos de contacto con la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en la provincia, cuyo delegado dirigiría la emergencia en caso de activación del plan de emergencias Inuncyl (Plan de Protección Civil ante el riesgo de Inundaciones en Castilla y León) y con el que tendría que establecerse la coordinación necesaria.

Precisamente el objetivo de reuniones como la de este lunes es que los consistorios puedan plantear adaptaciones en los emplazamientos relativos a su territorio para hacerlas más precisas.

La provincia de Zamora fue la primera en acoger la entrega, a finales de 2016, a 35 localidades. En 2017 se hicieron entrega a Palencia, con once localidades, en octubre, y a la provincia de León, con 115 localidades, en diciembre. A lo largo de 2018, se continuará con la entrega de estas guías de respuesta en el resto de provincias de la Comunidad.

La elaboración de las guías y sus mapas ha precisado un estudio topográfico, cartográfico y de previsiones en coordinación con las confederaciones hidrográficas del Miño-Sil, del Duero y del Cantábrico, así como con la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para cada localidad.