La expareja de la mujer secuestrada y agredida en Bembibre (León) pasará a disposición judicial en próximas horas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La expareja de la mujer secuestrada y agredida en Bembibre (León) pasará a disposición judicial en próximas horas

Publicado 19/10/2016 11:15:10CET

PONFERRADA (LEÓN), 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La expareja de la mujer que fue secuestrada y agredida en la localidad leonesa de Bembibre pasará a disposición judicial en las próximas horas, después de que ayer martes fuera detenido como uno de los presuntos autores de estos hechos.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 5 de Ponferrada, competente en materia de violencia de género, tomará declaración al detenido y decidirá sobre su situación personal. El Juzgado ha citado también a la mujer para que declare como denunciante.

El arresto se produjo en torno a las 15.30 horas del martes en la localidad berciana de Castropodame. Los hechos denunciados por la víctima, de 36 años y vecina de Fabero (León), se produjeron en la noche del lunes al martes, en torno a las 23.00 horas, cuando supuestamente dos personas abordaron a la mujer, que se preparaba para dar un paseo a su perro, y la metieron en un coche, según el relato explicado por la abogada de la víctima, Emilia Esteban.

Aunque la mujer pudo reconocer a su expareja, no pudo aportar datos sobre el otro agresor, indicó su abogada, que ha precisado que la víctima estuvo maniatada y desnuda, con una media para taparle los ojos, mientras era sometida a abusos y vejaciones e incluso le echaron "un líquido que le quemaba en su zona íntima, a parte de pegamento".

La mujer fue abandonada cerca de una casa y sobre las 4.00 horas del martes y, tras recibir los primeros auxilios, presentó denuncia ante la Guardia Civil.

El individuo al que se ha detenido contaba con una pulsera telemática, aunque ella no llevaba el dispositivo que alerta de su cercanía en el momento de los hechos, fruto de una denuncia por malos tratos a la que se suma otra posterior por quebrantamiento de condena precisamente al día siguiente de salir de prisión, el pasado viernes, cuando supuestamente escribió un mensaje a la mujer, aunque no se ha podido acreditar este hecho y por ello el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada no decretó un nuevo ingreso en un centro penitenciario.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies