Una exposición noruega explica en el Museo de la Ciencia las principales misiones a los polos de Roald Amundsen

La directora del Museo, Mercedes Cantalapiedra y León de la Riva
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 14:44:46 CET

Incluye la primera exposición al Polo Sur y el cruce del paso del Noroeste

VALLADOLID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Memoria helada', producida por el Museo Fram de Oslo y la Embajada de Noruega en España, se puede visitar desde este martes en el Museo de la Ciencia de Valladolid, donde el visitante podrá conocer la figura del explorador nórdico Roald Amundsen, que capitaneó la primera expedición que alcanzó el Polo Sur el 14 de diciembre de 1911.

La muestra, como ha explicado la agregada Cultural y de Comunicación de la legación noruega, Lotte Karin Tollefsen, cuenta con material escrito y en imágenes fotográficas y de vídeo del propio Amundsen ya que, como ha recordado, la expedición del Fram en 1911 fue la primera que contó con gran repercusión mediática.

Por ello, los expedicionarios contaban con una notable "escenografía" para tratar de mostrar a los medios de comunicación que patrocinaron el viaje la magnitud de su hazaña y los espacios que no recorrieron, que más bien, según Tollefsen, se trataba de "no lugares, grandes explanadas de hielo". Por ello, recurrieron a tomar imágenes de los perros que transportaban los trineos o las tiendas de campaña, que han quedado como iconos.

Así, las fotografías que componen esta exposición y que también pertenecen a sus singladuras para recorrer el Paso del Noroeste --1903 a 1906 y 1916 a 1918--, fueron usadas posteriormente en conferencias y en libros.

Esa colección se creía perdida hasta que fue encontrada en casa de un miembro de la familia Amundsen en 1986 y que la vendió a una casa de subastas de Londres que, a su vez, la adjudicó a un coleccionista noruego privado, quien terminó cediendo sus derechos al Museo Fram. Se trata del centro que trata la figura del noruego y que lleva el nombre del barco con el que el equipo alcanzó la Antártida en 1911.

Mientras tanto, los textos de la exposición son versiones abreviadas de los manuscritos escritos por Amundsen. Con todo ello, como ha explicado Tollefsen en un primer recorrido por la muestra, se recogen tres ámbitos como una biografía del capitán, reflexiones desde el Paso del Noroeste y reflexiones de un explorador de los polos.

La agregada cultural ha destacado la importancia de Noruega en la materia polar y su preeminencia en el principio del Siglo XX, cuando estas zonas "adquirieron una importancia geoestratégica". Asimismo, ha añadido que tanto el país nórdico como España tienen "aspectos en común" como que forman parte como miembros consultivos del Consejo Antártico y cuentan con bases en el continente polar, si bien en el caso de la española Juan Carlos I, sólo está activa durante el verano antártico.

En la presentación han participado también el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la directora del Museo, Inés Rodríguez Hidalgo, quien ha añadido sus agradecimientos a la Embajada de Noruega, el Ministerio de Defensa, la Unidad de Tecnología Marítima del CSIC, el Club Deportivo Mesetario --que organizó viajes en globo aerostático sobre la Antártida--, y la empresa de moda Marta y Mere, que ha cedido un maniquí para mostrar uno de los trajes polares.

En la sala 'L/90º' se puede conocer la biografía de Amundsen y cómo a los 15 años se le ocurrió, tras conocer las expediciones a los polos del británico Franklin que quería ser explorador. Posteriormente, tras una expedición a la Antártida financiada por Bélgica, inició su primera expedición al Paso del Noroeste en 1903 a bordo del 'Gjoa'.

Junto con solo seis acompañantes, el capitán noruego pudo estudiar las costumbres del pueblo inuik, de los que conoció los fundamentos para la vida sobre el terreno helado que luego fueron claves para su éxito en la expedición al Polo Sur, como por ejemplo el empleo de perros para tirar de los trineos, que se mostraron más aclimatados a las exigencias que los caballos que empleó su competidor británico Robert Scott.

Aquella travesía por el Paso del Noroeste, la primera que recorrió el trayecto de forma completa, le llevó a la expedición noruega más de dos años, ya que se vieron obligados a pasar un invierno en costa pacífica de Alaska antes de llegar a Nome en 1906.

EL 'FRAM'

Su siguiente misión fue la más conocida, la del Polo Sur, en la que partió de Noruega en 1910 a bordo de la nave 'Fram' pero con la intención inicial de alcanzar el Polo Norte, sin embargo cambió de opinión al conocer que dicho hito había sido logrado Robert Peary.

En enero de 1911 el barco atracó en la 'bahía de las ballenas', junto a la barrera de hielo de Ross, ya en territorio antártico, y tras meses de preparación los cinco expedicionarios que iban a afrontar el asalto final al Polo Sur partieron del campamento el 19 de octubre de 1911. El 14 de diciembre consiguieron alcanzar el punto polar magnético, cuando se pudo tomar la imagen que muestra la tienda de campaña con la bandera noruega y a los cinco hombres mirando hacia el horizonte, que atestiguaba la hazaña.

Todavía emplearon más de 30 días en regresar hasta el campamento inicial, a donde llegaron con sólo once de los cerca de un centenar de perros que iniciaron la expedición --muchos de ellos fueron sacrificados para obtener comida--. El éxito del viaje de Amundsen se dio a conocer con el envío de una carta al rey Haakon de Noruega y con un telegrama enviado desde Hobart en la isla australiana de Tasmania el 12 de marzo de 1912.

ACTIVIDADES PARALELAS

Como ha apuntado Inés Rodríguez Hidalgo, la muestra, que permanecerá en el centro vallisoletano hasta el 3 de marzo de 2013, se completará con actividades paralelas como un cuentacuentos que ejercerá de guía para acercar el contenido a los más pequeños --se recomienda a partir de 5 años-- todos los domingos de diciembre a las 12.00 horas.

Asimismo, se han programado talleres durante los meses de enero y febrero de 2013 sobre la vida en las estaciones polares y sobre las expediciones, en los que se contará con perros huskys siberianos.

Por último, se desarrollará un ciclo de conferencias en las que se contará con el ex director de la base Juan Carlos I Javier Cacho o miembros del Ejército que han colaborado en las misiones españolas de investigación antártica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies