Familia asegura que no ha podido constatar que la situación del joven discapacitado palentino sea discriminatoria

Actualizado 25/01/2012 21:06:35 CET

PALENCIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, Jesús Fuertes, ha asegurado este miércoles que las inspecciones realizadas desde que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) denunciara la situación de posible vulneración de derechos de un joven discapacitado ingresado en una residencia de ancianos de Valdeolmillos (Palencia) no han podido constatar que la situación sea discriminatoria.

En declaraciones a Europa Press, Fuertes ha recalcado que el joven, de 32 años y que sufre daño cerebral no sobrevenido, se encuentra ingresado en dicha residencia "por orden judicial" y que en el Juzgado correspondiente se ha estudiado su situación personal.

Según explicó el Cermi, en el centro, se le trata, formalmente, con "términos con claras connotaciones peyorativas"; e incluso se le habría prohibido la visita e, incluso, el contacto telefónico de una de sus personas de confianza.

Una vez conocida la denuncia, la Gerencia procedió a realizar dos inspecciones en la residencia de ancianos, en las que como ha apuntado Jesús Fuertes "no se pudieron constatar irregularidades" ni que se produzca alguna de las situaciones denunciadas. "Así se lo hemos comunicado", ha añadido.

El gerente ha mostrado su prudencia con respecto a este caso, al tratarse de un asunto judicial y ha recordado que la Fiscalía ha realizado un "seguimiento exhaustivo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies