La Feria de Artesanía de Soria rinde homenaje al alfarero Máximo Almazán

Actualizado 30/07/2010 21:54:30 CET

SORIA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La localidad soriana de Tajueco es famosa por su buena cerámica y parte de la 'culpa' es de Máximo Almazán, uno de sus más veteranos exponentes en la provincia. La Feria de Artesanía de Soria se encargó de tributarle un cálido homenaje por toda una vida dedicada a la alfarería.

Emoción, agradecimiento y regalos conmemorativos centraron el sencillo acto en el que hubo representantes tanto de su localidad como de la capital.

El homenaje arrancó con la entrega de recuerdo en forma de caballito de Soria realizado por el artesano Rogelio Pacios, presidente de la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (Foacal), que fue el maestro de ceremonias durante el acto. En la celebración se repasó la larga trayectoria profesional de este alfarero, cuya obra ha sido incluso objeto de estudio por parte del Museo Numantino dada su originalidad y sus puntos en común con las cerámicas halladas en los yacimientos celtíberos de la provincia. A

aunque ya jubilado, Máximo Almazán ha mantenido la tradición familiar en persona de su hijo y aún se anima a crear.

En el acto también estuvo presente un representante del Ayuntamiento de Tajueco, lugar en el que el alfarero desarrolla su actividad diaria manteniendo viva una de las tradiciones artesanales más arraigadas en la comarca, pero desaparecida en buena parte de España.

El Ayuntamiento de Soria también se sumó al homenaje con la entrega de un libro sobre la provincia por parte de las concejalas Rosa Romero (Bienestar Social) y Teresa Valdenebro (Industria, Turismo y Comercio).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies