Fernando Cayo ejemplifica en Cataluña la vigencia de Maquiavelo

Fernando Cayo presenta 'El Príncipe' en el Teatro Calderón, 23-3-18
EUROPA PRESS
Actualizado 23/03/2018 14:19:35 CET

   Trae a Valladolid una versión de 'El Príncipe' en los 60, con estética 'Mad Men' y "ritmo de swing" para "ajustar cuentas con la Historia"

   VALLADOLID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El actor Fernando Cayo ha puesto la situación actual en Cataluña como ejemplo de la vigencia de la filosofía política de Maquiavelo, ya que, a su juicio, "ambas partes" aplican la máxima de "buscar un enemigo para distraer de otros problemas".

   Durante la presentación en Valladolid de 'El Príncipe', adaptación escénica de la obra del florentino que se representará este viernes y el sábado en el Teatro Calderón de la capital, Cayo ha defendido que le causa más preocupación asuntos como el empleo, la educación o la sanidad, temas sobre los que "se distrae la atención" con "enemigos" para "mantener el poder". "Si no lo encuentran, lo tienen que fabricar".

   Por ello, ha subrayado que las tesis de Nicolás Maquiavelo gozan de una "vigencia absoluta", las cuales han servido a lo largo de los tiempos a políticos "de muy diversa ideología". "No hemos cambiado tanto desde el siglo XVI", ha apuntado en declaraciones recogidas por Europa Press.

   La obra, por la que el intérprete vallisoletano ha sido propuesto para los Premios Max de Teatro, plantea una versión "diáfana y fácil" del texto original, adaptado a la escena por Juan Carlos Rubio, quien se ha valido también de otras obras de Maquiavelo como 'Del arte de la guerra', 'Discursos sobre la primera década de Tito Livio', 'La mandrágora' y su correspondencia personal.

   'El Príncipe' que acerca Fernando Cayo a su ciudad --tras pasar por diversas ciudades de la geografía española-- cuenta con una ambientación de los años 60, una estética al gusto de la serie de televisión 'Mad Men' y un "ritmo de swing", todo ello para "acercar su esencia contemporánea" y "ajustar cuentas con la Historia", ya que el término maquiavélico" ha asumido unas connotaciones negativas que, en opinión del actor, poco tienen que ver con las ideas de Maquiavelo, quien "buscaba el bienestar de los ciudadanos", pero "describió con acierto cómo funcionan los resortes del poder".

Contador