Fiscalía mantiene 3 años para la acusada de falsificar cheques de un tío fallecido

La madre y las hijas, en el juicio.
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2018 14:49:28 CET

La acusación particular no ha variado su petición de seis años para cada una de las tres procesadas

VALLADOLID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Fiscalía de Valladolid ha mantenido hoy la petición de tres años de cárcel para S.P.M, acusada de falsificar tres cheques y extraer de la cuenta de su tío, ya fallecido, un total de 29.000 euros, aunque ha retirado los cargos contra sus dos hijas, E. e I, al considerar acreditado que no participaron en los hechos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El juicio ha quedado visto para sentencia este martes en la Audiencia de Valladolid, después de que las dos hijas de S.P.M. mantuvieran que ni cobraron euro alguno ni intervinieron en las operaciones objeto de investigación judicial, alegación que ha sido apoyada por una prueba documental aportada por la defensa en la que se constata este extremo.

La documental incorporada a la causa aporta un certificado del Banco Popular en la que las dos hijas figuran como titulares de una cuenta y su madre como autorizada. En dicha cuenta la progenitora ingresó el 5 de noviembre de 2009 uno de los tres cheques objeto de investigación, en concreto uno de 8.200 euros que a posteriori fue extraído de la misma mediante una tarjeta que utilizaba la madre, de ahí que la acusación pública haya optado finalmente por retirar los cargos contra las hijas.

SE LOS REMITIÓ EL TÍO POR CORREO

En su declaración, la madre ha alegado que ese cheque y otros dos por importe de 9.400 y 11.737 euros no los falsificó una vez muerto su tío sino que éste se los remitió por correo porque la empresa de construcción que tenía junto con su marido atravesaba por problemas económicos.

Así, el cheque por importe de 8.200 lo ingresó en la cuenta de sus hijas, otro de 9.400 lo cobró en metálico, también el 5 de noviembre, tras acudir a la sucursal de Caja Madrid donde su tío tenía la cuenta y el de 11.737 euros lo endosó el 23 de noviembre a una empresa proveedora de la suya a la que adeudaba dinero, siempre, según sostiene, con los talones que su familiar le había remitido en vida por correo con el fin de que los utilizara para salvar sus problemas de liquidez.

Pese a ello, la fiscal del caso ha mantenido la petición de tres años para la madre por delito continuado de falsedad en documento mercantil, en concurso medial con un delito continuado de estafa, al considerar acreditado que ésta, tras tener acceso a dos talonarios de su tío, fallecido el 30 de agosto de 2009, falsificó tres cheques al portador por importe global de 29.000 euros que cobró en beneficio propio.

Por su parte, la acusación particular, en representación de los herederos del tío fallecido, ha mantenido invariable su petición de pena para las tres encausadas, a las que solicita seis años de cárcel.

Contador