Francisco Esgueva abribuye a su hermano el beneficio de la eólica

Francisco Esgueva abandona los juzgados tras declarar.
EUROPA PRESS
Actualizado 28/06/2017 15:00:22 CET

El investigado sostiene que en 2005 se quedó exclusivamente con la rama de cartonajes y Alberto con la del sector eólico

VALLADOLID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El empresario Francisco Esgueva, investigado en la 'trama eólica' que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 4 de Valladolid, se ha desmarcado del negocio de los parques eólicos y ha sostenido que fue su hermano Alberto, también inmerso en la misma causa, el que se benefició en exclusiva del convenio suscrito en 2004 con Iberdrola que le reportó más de 47 millones de euros, y ello a cambio sólo de una mínima inversión de poco más de 24.000 euros.

El que fuera uno de los administradores de la empresa San Cayetano, quien ha declarado por espacio de más de dos horas ante la juez del caso Verónica Marcos, ha negado, fundamentalmente a preguntas del Fiscal Anticorrupción Tomás Herranz, haber obtenido beneficio alguno del convenio marco que el grupo familiar, integrado por él y su hermano Alberto, firmó en diciembre de 2004 con la eléctrica Iberdrola para el desarrollo de parques eólicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies