La Fundación de Patrimonio Histórico recupera la basílica de Marialba de la Ribera en Villaturiel (León)

 

La Fundación de Patrimonio Histórico recupera la basílica de Marialba de la Ribera en Villaturiel (León)

Actualizado 10/07/2006 19:18:30 CET

LEÓN, 10 Jul. (EUROPA PRESS) - -

El presidente de la Fundación de Patrimonio Histórico de Castilla y León, Victorino González, el presidente de la Diputación de León, Javier García-Prieto, y el alcalde de Villaturiel, Valentín Martínez, firmaron hoy el convenio de colaboración para la restauración de la basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera en Villaturiel (León).

La intervención en esta basílica, cuto presupuesto inicial asciende a 700.000 euros, abordará la recuperación, protección y consolidación de sus ruinas, así como la puesta en valor de los restos arqueológicos para que puedan ser visitados de forma segura.

En virtud del convenio, la Fundación de Patrimonio Histórico de Castilla y León se hará cargo del 80 por ciento del presupuesto, en torno a los 560.000 euros, mientras que la Diputación de León, a través del Instituto Leonés de Cultura (ILC), y el Ayuntamiento de Villaturiel colaborarán el 20 por ciento restante, con la aportación de 105.000 y 35.000 euros respectivamente.

Victorino González destacó que con esta actuación la entidad regional quiere demostrar su apoyo a la recuperación de la historia de Castilla y León, mientras que, por su parte, el presidente de la Diputación de León, Javier García-Prieto, insistió en su compromiso con la conservación del patrimonio leonés.

La basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera, construida entre los siglos IV y VI, se construyó en dos fases. La primera sirvió para levantar una nave con ábside de herradura y cubierta a dos aguas, para que en una segunda fase se transformara en una planta centralizada, cubierta con una cúpula o bóveda de arista, además de un nártex --atrio o vestíbulo-- y una pila bautismal.

Los restos arqueológicos del templo tienen un gran valor histórico después de las excavaciones y estudios realizados a mediados del siglo XX y que revelaron un estilo constructivo de la época romana tardía (siglo IV) que se compara con el de la muralla de León.

Por otro lado, los restos aparecidos en dos tumbas, unos pendientes de plata de principios del siglo V y una copa de vidrio de esa misma época revelan una segunda fase en la construcción, al tiempo que la aparición de diversas cerámicas y los canceles visigóticos indican que el templo siguió utilizándose con posterioridad.

Estos restos en la actualidad se encuentran en la actualidad muy deteriorados, situación que se agrava al encontrarse a la intemperie y sin condiciones adecuadas de acceso y visita pública, al tiempo que el abandono, el paso del tiempo, la suciedad, la humedad y otras condiciones climáticas, así como la vegetación han conducido al estado actual del conjunto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies