La Fundación del Patrimonio iniciará próximamente la restauración del tríptico de la Epifanía de Covarrubias (Burgos)

 

La Fundación del Patrimonio iniciará próximamente la restauración del tríptico de la Epifanía de Covarrubias (Burgos)

Actualizado 04/10/2007 12:42:01 CET

BURGOS, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León comenzará dentro de unos días los trabajos de restauración y recuperación del Tríptico de la Adoración de los Magos de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias (Burgos), actuación que contará con una inversión de 65.000 euros.

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes de la Fundación explicaron que se trata de un retablo tardogótico, de finales del siglo XV y principios del XVI, que combina la carpintería y talla de madera dorada y policromada con la pintura al óleo de las puertas.

La intervención, que comienza tras la finalización de los estudios previos y la elaboración del proyecto definitivo con los datos obtenidos, aprobado el pasado 12 de septiembre, supondrá una inversión de 65.000 euros de los que la Fundación aportará 52.000 y la parroquia propietaria del tríptico, 13.000 euros.

La Fundación del Patrimonio Histórico restaurará el Tríptico en un taller instalado en la Colegiata y el proceso comenzará con el desmontaje del retablo, la toma de muestras y su análisis para, posteriormente, pasar al tratamiento antixilófagos, a la reintegración del soporte que garantice la estabilidad, a la limpieza, conservación y reintegración de la policromía y a la protección final y el montaje de nuevo.

En la actualidad, la madera de la caja está afectada por el ataque de insectos, lo que merma su resistencia, y la manipulación de las puertas ha ocasionado pérdidas de policromía y soporte, roces y abrasiones, a lo que se suma que las tallas presentan pequeñas pérdidas de volumen, por ejemplo en la ropa de los Reyes Magos o en los dedos del Niño.

En la policromía, el mayor deterioro se debe a la abrasión de las superficies en limpiezas poco adecuadas o manipulaciones, por lo que la degradación del pigmento azul ultramar y el pan de plata parece irreversible debida a la humedad y los gases ácidos del ambiente.

En las pinturas de las tablas se observan algunas grietas y fisuras y, en las escenas inferiores, hay cúmulos de cera de las velas y quemaduras aunque en la cara exterior de los batientes los daños son más serios. Además, los barnices de protección han amarilleado y el polvo se ha acumulado en los intersticios de las tallas.

DUDAS SOBRE LA AUTORÍA.

La Fundación del Patrimonio Histórico dedicó dos meses a la redacción del proyecto definitivo de intervención para la restauración del Tríptico de la Epifanía de Covarrubias, obra de la que se desconoce la autoría, aunque se barajan los nombres de Gil de Siloé para la talla y Diego de la Cruz para las pinturas o Diego Copín de Holanda (talla) y Juan de Borgoña (pintura).

Asimismo, en la publicación del trabajo 'En torno al maestro de Covarrubias', el autor propone como artífice de la talla al Maestro de Covarrubias, a quien se atribuye también la autoría de otras piezas cuya semejanza en cuanto al estilo es indudable.

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León aprovechará este trabajo de restauración y puesta en valor para certificar o desechar estas hipótesis, para lo que se empleará reflectografía de infrarrojos, tecnología de vanguardia, para estudiar los dibujos subyacentes, especialmente en las pinturas exteriores de las puertas.

Los datos que resulten de este estudio, "además de ser muy valiosos para ampliar la información documental", servirán para definir las pautas de intervención de tal forma que la restauración sea lo más fiel posible al modelo original y para estudiar en profundidad tanto las lacas coloreadas como los brocados aplicados, que no son demasiado comunes.

El Tríptico de la Epifanía, estuvo, en origen, en la capilla de los Santos Reyes Magos, que pertenecía a los García de Covarrubias y en la actualidad se expone en el museo de la colegiata, al lado de la sacristía.

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León es una entidad privada, sin ánimo de lucro, constituida en 1997 por Caja España, Caja Duero, Caja de Burgos, Cajacírculo, Caja Segovia, Caja de Ávila y la Junta de Castilla y León, para fomentar la conservación, la restauración y la difusión del Patrimonio Histórico castellanoleonés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies