García-Escudero tilda de "acierto histórico" el Estatuto y la Constitución

Pío García-Escudero junto a Ana Pastor en la tribuna de las Cortes. 12-03-18
EUROPA PRESS
Actualizado 12/03/2018 13:45:05 CET

VALLADOLID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Senado, Pío García-Escuero, ha considerado un "acierto histórico" tanto la aprobación de la Constitución Española como la del Estatuto de Autonomía de Castilla y León cinco años más tarde, por lo que ha pedido que se mire al futuro "unidos" siempre desde el "diálogo" y la "lealtad".

García-Escudero se ha pronunciado de este modo en un acto institucional celebrado en la sede de las Cortes de Castilla y León en Valladolid, donde se han conmemorado los 40 años de la aprobación de la Constitución y los 35 desde que se diera luz verde al Estatuto a través del que se dio forma a Castilla y León en 1983.

En este acto, el presidente del Senado ha insistido en que ambas efemérides se encuentra "tan estrechamente interrelacionadas que ninguna de las dos puede entenderse sin la otra". "Hasta tal punto ambos acontecimientos están imbricados que podemos entenderlos como momentos de un mismo proceso, sin solución de continuidad", ha aseverado.

Para el presidente de la Cámara Alta las claves del éxito ante la aprobación de las dos normas fue "saber entender que, para poder construir un futuro de concordia y prosperidad era imprescindible para cerrar las heridas del pasado", a lo que ha sumado el conocimiento de que la única vía posible para "erigir el régimen de derechos y libertades" era el "diálogo, la transacción y el acuerdo generoso entre las distintas fuerzas políticas".

Para García-Escudero tanto la Constitución como el Estatuto han procurado las "condiciones adecuadas" para que el país haya experimentado en cuatro décadas "el mayor proceso de crecimiento económico y progreso social".

"El reconocimiento del derecho a la autonomía, dentro de la indisoluble unidad de España, es también, sin duda, uno de los mayores aciertos de nuestro pacto constitucional", ha destacado, al tiempo que ha señalado que la trascendencia del sistema autonómico merece el título de 'Constitución territorial'. "Sin el reconocimiento del derecho a la autonomía, sin el abordaje de la llamada 'cuestión territorial', nuestro pacto constitucional no hubiera sido políticamente posible", ha aseverado.

De este modo, el presidente del Senado ha insistido en ambas normas han supuesto un "acierto histórico" desde el reconocimiento de la diversidad cultural o lingüística, la profundización democrática y en lo que atañe a la "extensión y mejora" de la calidad de los servicios públicos.

"Nuestro sistema autonómico ha sido determinante para una mayor extensión y distribución de la riqueza y la consiguiente reducción de los desequilibrios territoriales", ha destacado.

Para el presidente del Senado el Estatuto de Autonomía de Castilla y León es el "mejor ejemplo" de la articulación positiva entre sentimiento autonómico y sentimiento nacional, de "como ambos afectos no tienen por qué resolverse en suma cero, sino que pueden compaginarse y potenciarse".

"Es el ejemplo de cómo es posible sentirse tan orgullosos de lo que nos distingue, como de lo que nos vincula a todos aquellos que, con sus respectivas identidades territoriales, comparten con nosotros la pertenencia histórica a una misma nación", ha concluido.