Gerbolés explica que necesitaba "un cambio" pero reconoce que su polémica con De la Riva añadió motivos para la dimisión

Actualizado 30/10/2012 20:17:31 CET

El ex representante vecinal vallisoletano cree que la Federación tiene futuro ya que cuenta con un "buen equipo"

VALLADOLID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, Pablo Gerbolés, ha explicado este martes que su dimisión del cargo ha estado motivada por el sentimiento de necesidad de "un cambio de etapa", si bien ha reconocido que la última polémica que inició el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, por la inclusión en un 'fanzine' de una fotografía suya con zapatos de tacón, "ha añadido razones" para tomar la decisión.

En declaraciones a Europa Press, Gerbolés ha explicado que los motivos de su dimisión, presentada el pasado sábado a sus compañeros de directiva de la Federación vecinal, son personales después de "mucho tiempo" dedicado al movimiento asociativo y de la llegada de un momento en el que siente "la necesidad de un cambio de tercio para dedicar más tiempo al trabajo y a la familia".

Gerbolés, nacido en Bruselas (Bélgica) en 1965, ha estado implicado en el movimiento vecinal desde 2000, cuando entró en la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales y desempeñó el cargo de secretario durante ocho años. En 2010 accedió a la Presidencia y renovó sus funciones en marzo de este año pese a que inicialmente había manifestado su intención de cederlas para poder dedicarse más a sus cargos en las organizaciones regional y estatal.

Sin embargo, justo siete meses después, aduce motivos personales para una decisión que presentó dos días después de que el alcalde utilizara para criticar la actividad de la Federación vecinal y de los Ecologistas la entrevista con Gerbolés publicada por el 'fanzine' vallisoletano 'Ramalazo' en la que posaba con zapatos de tacón, hablaba de sí mismo en femenino y aseguraba que en una de sus pesadillas "más recurrentes" figura el propio León de la Riva "cambiándose de sexo y poniendo morritos".

Pese a la coincidencia de los hechos, Gerbolés ha incidido en que ya tenía "en mente" la posibilidad de dimitir y que éste no ha sido el motivo, sino que ha notado una necesidad de cambio llegada después del "tiempo y la pasión" con los que considera que se ha dedicado a la representatividad vecinal. "Quizás abandonas un poco a la familia y eso tampoco es justo para ellos", ha apuntado.

De hecho, ha mantenido que el comentario del alcalde, quien dijo sentirse "preocupado" por una supuesta fijación de Gerbolés hacia su persona tras verle posar con zapatos de tacón, no le ofendió ni tampoco le agradó, dentro del "conocido" estilo que utiliza el alcalde en sus declaraciones. "Yo sabía lo que dije en la entrevista y el tono de coña en el que lo dije", ha aseverado el representante vecinal.

También ha confirmado que tuvo la oportunidad de reunirse con el alcalde el viernes pasado en un encuentro que sirvió para "aclarar" la situación y se acordó "no mover más" la polémica. Pero ha matizado que se considera "un ciudadano individual, normal, que dedica su tiempo a una actividad asociativa" por lo que el hecho de que se "utilicen este tipo de elementos personales" en su contra, ha reconocido, ha sido uno de los aspectos negativos dentro de la "valoración general" que le ha conducido a dejar la Federación.

"ORGULLO POR EL TRABAJO REALIZADO"

Después de 12 años en la Federación y más de tres como presidente, Gerbolés concluye la etapa con "satisfacción y orgullo por el trabajo realizado" ya que considera que pudo hacerlo correctamente y "gracias a la ayuda de un grupo de asociaciones" que, ha agradecido, tienen "mucha voluntad de mejorar la vida ciudadana". De hecho, ha recalcado que se queda con lo que ha "disfrutado" en el trabajo compartido con las asociaciones vecinales y con otros colectivos de la ciudad.

Pablo Gerbolés deja también los cargos de secretario de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales y la vicepresidente de la organización estatal, ya que ha considerado que la presidencia de las asociaciones vallisoletanas era su "enganche" para los cargos autonómico y estatal.

En cuanto a la situación en que quedará la Federación vecinal, que ha convocado una Junta Directiva el próximo 8 de noviembre para abordar el relevo en la Presidencia, ha aseverado que "no va a tener problemas para continuar el trabajo", porque existe un "buen equipo" de trabajo que, en parte, ha creado él mismo.

Eso sí, ha apuntado que, desconoce como se planteará el proceso y ha recordado que, como ocurrió el pasado mes de marzo, "suele haber problemas para designar cargos porque la representatividad, el salir en los medios echa un poco para atrás", pero ha recordado que la Ley determina que cualquier asociación debe tener un presidente

Por otro lado, ha añadido que no tiene intención de participar en la política en un futuro porque actualmente no está vinculado con partido alguno. "Nunca se sabe, pero creo que no cuadro en ningún partido, quizás sería demasiado díscolo y ni siquiera me lo propondrían", ha aventurado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies