Gorjón Recio marca como objetivo de la 4ª Subinspección del Ejército racionalizar el gasto y mentalizar sobre el ahorro

 

Gorjón Recio marca como objetivo de la 4ª Subinspección del Ejército racionalizar el gasto y mentalizar sobre el ahorro

El general Gorjón Recio, jefe de la cuarta Subinspección del Ejército
EUROPA PRESS
Publicado 07/07/2014 14:41:14CET

Está vinculado familiarmente con La Seca (Valladolid), donde fue enterrado su padre tras ser asesinado por ETA en 1981

VALLADOLID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El general de Brigada de Infantería Manuel Ángel Gorjón Recio ha marcado entre los objetivos de la Cuarta Subinspección General del Ejército (Noroeste) la racionalización del gasto manteniendo abiertas y operativas las instalaciones "estrictamente necesarias" para la vida de las unidades operativas a las que dan apoyo.

Gorjón Recio, quien ha tomado posesión como jefe de la Cuarta Subinspección y comandante militar de Valladolid y Palencia, se ha expresado así en el acto de jura de su cargo, en el que ha estado acompañado por su esposa, hijo y hermanos, que ha presidido el inspector general del Ejército, Ricardo Álvarez-Espejo, y el general director de Acuartelamiento, Enrique Bohigas, y al que han asistido diversas autoridades civiles y militares, entre ellos el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruiz Medrano, o el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción.

En este marco, el general de Brigada ha destacado algunos de los "muchos" objetivos que tienen por delante, "la mayoría estrechamente ligados a la realidad económica actual" en una Jefatura que es un "reto apasionante" pero "no exento de dificultades".

Así, entre ellos ha citado contribuir a mejorar las instalaciones de instrucción y adiestramiento de las unidades, así como los niveles de operatividad del material e instalaciones que tienen a cargo, mediante un adecuado mantenimiento, pero al mismo tiempo ha abogado por mentalizar al personal de las unidades, centros y organismos sobre el ahorro necesario y realizar el gasto "manteniendo abiertas y operativas las instalaciones estrictamente necesarias para la vida de las unidades".

A este respecto, en declaraciones a los medios de comunicación tras la jura de su cargo, ha explicado que la racionalización del gasto es algo que responde a la realidad social que se vive, algo con lo que se "convive cada día".

"Sabemos que la situación es así, que va mejorando poco a poco y en esa línea tenemos que trabajar, con ganas, ilusión y seguro que las cosas van mejorando como todo parece", ha señalado Gorjón Recio, quien ha añadido que se trata de trabajar en la misma línea que la sociedad y el Estado, al tiempo que ha agregado que hasta dónde él conoce --ha llegado este mismo lunes-- en la Cuarta Subinspección no se esperan recortes.

"OPTIMISMO" DE CARA AL FUTURO

Por otro lado, durante su discurso, entre los objetivos ha citado también transmitir a todos sus subordinados un "mensaje de optimismo y confianza en el futuro", adoptando una actitud positiva y minimizar el impacto medio ambiental de las actividades militares.

Gorjón Recio ha explicado, ya en declaraciones a los medios, que su experiencia en misiones internacionales como la de Afganistán siempre es buena y se puede trasladar, aunque haya sido con otro tipo de unidades. "Al final los problemas son comunes donde sea", ha señalado citando a Afganistán, Líbano, Kosovo o Bosnia en comparación con el territorio nacional.

"Todo es exportable y la experiencia es algo que vamos acumulando y sirve como referencia para afrontar problemas y buscar soluciones", ha incidido.

El general se hace cargo de 1.300 efectivos de 21 unidades orgánicas que dan servicio a 66 instalaciones de todo tipo en cinco comunidades autónomas en los que trabajan 13.000 efectivos del ejército y a los que se dará apoyo, según ha recordado el general Enrique Bohigas, quien también entre los retos ha marcado el económico, para lo que ha abogado por dotarse de "dosis totales de realismo" frente al pesimismo.

Además, ha recordado que otro de los retos a los que se enfrentará el nuevo jefe de la Cuarta Subinspección es el "pleno" proceso de cambio de la estructura del ejército, así como a la dispersión geográfica.

UNIDO A CASTILLA Y LEÓN

El general Gorjón Recio, hasta ahora destinado en el Mando de Operaciones como jefe de la Sección de Planeamiento Operativo en el Estado Mayor de la Defensa --donde ha estado casi un año después de volver de Afganistán--, se ha comprometido a trabajar "sin descanso" para no defraudar la confianza que han depositado en él, lo que supone un "privilegio" no sólo por la "inmensa responsabilidad, ilusión y alegría" que siente en el plano profesional, a lo que se une su satisfacción por poder dedicarse a esta labor en "esta noble tierra castellana", con la que ha asegurado que se siente "muy unido" por razones familiares.

En concreto, ha explicado, se siente castellanoleonés, ya que su padre era natural de Vilvestre (Salamanca) y su madre de La Seca (Valladolid). Precisamente en esta última localidad es donde fue enterrado su progenitor, Joaquín Gorjón González, un guardia civil retirado, asesinado "vilmente" de dos disparos por ETA en 1981 en la estación de Basauri.

Además, ha recordado que su padre hizo el servicio militar a mediados de los 40 en Valladolid, donde conoció a su madre con la que se casaría en la ciudad del Pisuerga, y dos hermanos suyos nacieron en La Seca, donde pasó varios veranos de su juventud y a donde regresó su madre tras el asesinato de su padre. Precisamente, dada la enfermedad y edad de su madre, ha agradecido poder estar más cerca de ella.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies