Grupo Norte ha contratado a 60 víctimas de violencia de género a lo largo de 2011

Actualizado 24/11/2011 13:20:02 CET

VALLADOLID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Grupo Norte ha contratado a lo largo de este 2011 a un total de 60 víctimas de la violencia de género, con lo que son ya 126 las mujeres que forman parte de la plantilla con un contrato indefinido a jornada completa que garantiza su estabilidad laboral.

El desarrollo del convenio de colaboración con la Junta de Castilla y León, enmarcado en el Plan Dike, y la implicación directa de la compañía, que lidera este programa, han contribuido a facilitar la inserción laboral de quienes forman parte de este colectivo y a obtener en los últimos meses unos resultados muy satisfactorios, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía.

La iniciativa 'Cero víctimas de violencia de género' promovida por Grupo Norte ha logrado también el apoyo de otras administraciones y de hecho en este momento ya se está trabajando con las comunidades autónomas de Madrid, Valencia, La Rioja o Aragón para impulsar planes de contratación estables que alienten la incorporación a cualquiera de las empresas de servicios que integran el holding.

La fuerte implantación nacional de la compañía, con presencia en todas las comunidades, permite cumplir con uno de los apartados destacados del plan y ofrece a las mujeres contratadas un programa de movilidad geográfica que posibilite su traslado a otros centros trabajo de la empresa cuando resulte necesario hacer efectivo el derecho a la protección.

Además, y dadas las especiales circunstancias a las que debe enfrentarse una víctima de la violencia de género, se hace especial hincapié en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, mediante la adecuación de los horarios y turnos de trabajo a su situación personal.

La directora de Recursos Humanos de Grupo Norte, Isabel Cid, ha explicado que "la mujer que ha sido víctima de esta violencia tiene como una de sus mayores dificultades el acceso al trabajo para garantizarse una independencia económica ajena al agresor".

Por eso, ha añadido que el reto "es precisamente facilitar su inserción laboral y social prestando una asistencia integral que le permita disponer de los medios necesarios para romper con una situación anterior y recuperar su dignidad".

Al mismo tiempo, desde Grupo Norte se proporciona la formación adecuada para el desempeño del puesto de trabajo, tanto para aquellas mujeres víctimas que ya disponen de un contrato como para las que permanecen en desempleo pero demandan mayores conocimientos con el objetivo de disfrutar a medio plazo de una oportunidad laboral.

En concreto, y dentro de este apartado, en el último año la compañía ha proporcionado más de 3.000 horas de formación.