La Guardia Civil localiza en Villaverde de Íscar 190 toneladas de piñas presuntamente sustraídas

Publicado 18/04/2016 13:33:07CET

SEGOVIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil de Segovia han localizado un almacén con 190.000 kilogramos de piñas, presuntamente sustraídas y sin trazabilidad alguna, en la localidad de Villaverde de Íscar.

En una inspección a un piñero de la zona, los agentes han observado observaron cómo en un almacén próximo estaban descargando multitud de sacos de piñas, de las que no se ha aportado documentación de autorización de aprovechamiento ni trazabilidad, según han informado fuentes de la subdelegación del Gobierno.

También se ha comprobado en el libro de registro de entrada de piñas cómo el operador las documentaba a nombre de otra persona distinta al que realizaba los trabajos.

Así, la Guardia Civil ha detenido a J.A.B.C., de 27 años, comenzando la investigación sobre E.B.C., de 18 años, ambos vecinos de Íscar, y de O.C.C.M., de 22 años, vecino de Burgos, como presuntos autores de un delito de receptación de 190.000 kilogramos de piñas, cuyo valor en el mercado alcanza los 133.000 euros.

PINARES SIN PIÑAS

La investigación llevada a cabo por el Equipo ROCA de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia se inició en noviembre, tras las denuncias de varios piñeros de La Fresneda y Gomezserracín por hurto de piñas en los pinares en los que trabajaban. El 'modus operandi' consistía en justificar las piñas sustraídas con solicitudes de aprovechamiento de pinares en los que no había producción.

Como parte de la investigación, los agentes se desplazaban a las provincias de Burgos y Valladolid, donde comprobaron que los pinares con los que se justificaban los movimientos carecían de piñas. En Burgos, localizaron a la persona a la que utilizaban como "testaferro" en los libros de trazabilidad del operador de Villaverde de Íscar.

Para comprender la relevancia de estos hechos es necesario conocer las inversiones que los piñeros segovianos realizan para tener acceso a las piñas, que en algunos casos pudieran ser millonarias por el coste de acceso a la piña (subastas de pinares y contratos de compra venta privados) y que se ven gravemente menoscabadas por los continuos ataques que sufren en las explotaciones, lo que ponen en peligro la viabilidad de las empresas legalmente constituidas. Así pues, el kilo de piñones oscilaría entre los 24 y 40 euros y el kilo de piñas podría tener un valor final de hasta 0,7 euros.

En la presente temporada piñera se ha realizado un esfuerzo que ha culminado con el descubrimiento del operador donde se blanqueaban las piñas supuestamente sustraídas tanto en Segovia como en sus provincias aledañas, lo que ha sido posible al descubrir a 16 personas hurtando piñas, en varios servicios, en los que se les intervinieron 2.000 kilos de piñas en su poder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies