Guisasola rechaza valorar la designación de Pajín y asegura que Jiménez fue "una buena ministra" de Sanidad

Actualizado 22/10/2010 13:35:18 CET

SALAMANCA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y león, Francisco Javier Álvarez Guisasola, evitó hoy en Salamanca hacer valoraciones sobre la designación de Leire Pajín como nueva ministra de Sanidad al considerarlo prematuro y a la espera de que los nuevos cargos "ejerzan su función".

Respecto a su predecesora en la cartera ministerial, Trinidad Jiménez, el consejero del ramo reconoció que fue "una buena ministra" a pesar de no ser experta en Medicina y llegar desde el ámbito del Derecho.

Según señaló Álvarez Guisasola durante su visita a Salamanca, la entonces ministra de Sanidad Jiménez actuó de forma "correcta" en asuntos como la pandemia de la Gripe A y en "otras cuestiones importantes".

No obstante, el responsable regional del ámbito sanitario, independientemente de quien esté al frente, señaló que la Sanidad "se está diluyendo" dentro del Ministerio, porque en él cada vez se integran más competencias. Actualmente, también se incluyen Política Social e Igualdad.

Álvarez Guisasola recordó que desde que está al frente de la Consejería ha convivido con cuatro ministros en la misma parcela. Empezó con Elena Salgado y a ésta le siguieron Bernat Soria, Trinidad Jiménez y, ahora, Leire Pajín.