Hernández (CC.OO) llama a la unidad de acción entre los sindicatos ante "más de una gran movilización"

Los secretarios generales de UGT, Agustín Prieto, y CC.OO, Ángel Hernández
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 17:14:57 CET

Villarrubia reitera la defensa de "lo público" en un momento en que se "esquilma y empobrece" a los ciudadanos

VALLADOLID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comisiones Obreras en Castilla y León, Ángel Hernández, ha intervenido este sábado como invitado en el VI Congreso regional de UGT, donde ha realizado un llamamiento a la unidad de acción sindical ante la posibilidad de "más de una gran movilización" en los próximos meses.

Hernández ha sido uno de los 'invitados fraternales' al Congreso, que se celebra este sábado y este domingo en el complejo hotelero Las Lomas y que hoy ha arrancado con un acto en el que también han estado presentes representantes de la Junta de Castilla y León, encabezados por su presidente, Juan Vicente Herrera, y de la oposición, como el secretario general del PSCyL, Julio Villarrubia, y el coordinador regional de IU, José María González.

Él dirigente sindical de CC.OO. ha apostado por mantener la unidad de acción entre las grandes organizaciones sindicales ante la posibilidad de que se produzca "más de una gran movilización" en los próximos meses, como consecuencia de la falta de acuerdo en negociaciones de convenios colectivos que, de no cerrarse, dejarían como referencia el Estatuto de los Trabajadores.

Ángel Hernández ha apostillado que, al comprobarse que la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy hace más de un año no da resultados, debería retirarse, como un "signo de dignidad política". Asimismo, ha establecido como prioridad "la manduca --en referencia a bienes básicos como los de alimentación-- y el trabajo", porque ha advertido de que "en España hay pobreza ya" debido a que buena parte de los desempleados ya no cobran ayudas.

En este sentido, ha exigido a la Junta de Castilla y León que "abra" la Renta Garantizada de Ciudadanía a un mayor número de beneficiarios, pues ha considerado que en la actualidad "es un embudo".

Por su parte, el secretario regional socialista ha insistido en los negativos frutos que han dado "la política de austericidio, de recortes y más recortes" y la "contrarreforma laboral", pero ha reprochado que además, el Gobierno llevó a cabo también un "ataque al sindicalismo" con las medidas que dificultan la negociación colectiva, "un instrumento fundamental de la defensa de la Democracia".

Pero ha aseverado que no se trata de una política "casual", ya que en otras medidas legislativas se "criminaliza" a los trabajadores, pues "lejos de luchar contra la corrupción que invade calles y plazas, se opta por regular la protección e impunidad a delincuentes de cuello blanco".

De este modo se ha referido ha modificaciones del código penal que permiten que las irregularidades fiscales no sean delito si se devuelve lo defraudado, mientras que a desempleados y pensionistas se les "criminaliza" por comportamientos de "pequeños fraudes" con las prestaciones que pueden suponer penas de cárcel "de seis meses a tres años".

Por último, ha querido incidir en su defensa de "lo público", en un momento en el que "apoyados en los grandes amplificadores" el PP se escuda en el "todos somos iguales" mientras "unos pocos siguen esquilmando y empobreciendo a todos". "Demasiado sufrimiento en demasiado poco tiempo", ha lamentado.

En definitiva, ha animado a los 177 miembros de UGT que participan en este congreso y a los más de 71.000 afiliados en la Comunidad, a continuar con su trabajo porque considera que los sindicatos son "necesarios para defender a los trabajadores y a todos los ciudadanos, con los principios y valores de esta unión sindical".

LOS SINDICATOS, "UNA TRINCHERA"

Por su parte, el líder regional de IU, José María Hernández, ha aseverado que los sindicatos "siguen siendo una trinchera" en la crisis económica y ha reivindicado el lema de este VI Congreso de UGT, 'Trabajo, Lucha y Solidaridad', pero con el matiz de que esa solidaridad debe tener un componente de "justicia social".

También ha reprochado que la última semana ha sido "nefasta" en cuanto a noticias económicas, como el reconocimiento del "error" en las previsiones de crecimiento económico que, según cifras que ha utilizado, supondrán 10.000 millones de euros menos en los Presupuestos del Estado y, "400 millones menos" en Castilla y León, lo que conllevará a su vez "menos derecho al trabajo, a la salud, a la educación pública y menos apoyos sociales".

Entre los 'invitados fraternales' ha estado el secretario de la organización sindical portuguesa CGTP, Luis Garra, quien ha apostillado que "los únicos que pueden dar un proyecto de futuro" a la Unión Europea son los sindicatos, para lo que resulta necesaria también la unidad de acción.

Garra ha recordado la "ocupación extranjera" que sufre, en su opinión, el país luso desde que el Banco Central Europeo y la UE intervinieron en la economía con el fin de reducir el déficit estatal, controlar la deuda pública y generar crecimiento económico. Sin embargo, ha criticado que, en la actualidad "el déficit y la deuda se han duplicado y la recesión es más dura".