Herrera ve fundamental un nuevo convenio para empresas forestales y exigirá garantías para los trabajadores

Actualizado 22/09/2015 18:01:13 CET

VALLADOLID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha considerado "fundamental" la firma de un convenio colectivo para las empresas del sector forestal que trabajan en el operativo contra incendios de la Comunidad Autónoma y de las que dependen unos 1.000 empleados, un asunto en el que, según ha asegurado, el Gobierno autonómico está "insistiendo y defendiendo".

En este sentido, ha asegurado que la Junta exigirá garantías para mejorar las condiciones laborales de esos trabajadores si bien ha aprovechado la ocasión para defender el modelo "público-privado" por el que ha apostado Castilla y León en el diseño de un operativo contra incendios en el que trabajan 4.129 profesionales de los que la mitad son personal laboral o funcionarios, un cuarto empleados de otras administraciones o de Tragsa y el otro cuarto de empresas privadas.

Herrera ha asegurado ser consciente de que en ocasiones puede haber demasiadas contratas si bien ha defendido que este sistema también favorece a las pequeñas empresas y a cooperativas que están pegadas al territorio.

Sin embargo, el portavoz del Grupo Mixto, el procurador por IU, José Sarrión, ha recomendado al presidente de la Junta en su primer cara a cara en las Cortes que siga la filosofía comunista que pasa por poner los votos a trabajar, en el sentido de pasar de las palabras a los hechos para, además de agradecer la labor de los trabajadores que luchan contra el fuego, se les pague esa tarea con un salario digno.

En este sentido, ha lamentado que haya capataces de esas subcontratas a las que se pagan 850 euros mensuales o 700 a los peones a lo que ha unido la circunstancia de algunos trabajadores inmigrantes que cobran 550 euros con horas extras a 6 euros.

Sarrión ha cargado contra la cadena de privatizaciones que suponen, a su juicio, esas contratas y subcontratas que, según ha advertido también, no apoyan ni a las cooperativas ni a las pymes. Finalmente, ha puesto sobre la mesa algunas de las reivindicaciones que hizo el PP en Andalucía en 2007 para estos trabajadores como contratos de 12 meses anuales, contrataciones indefinidas o jornadas de 35 horas semanales.