Iberdrola corrige una línea eléctrica de CyL convertida desde hace años en "punto negro" para aves protegidas

Operarios corrigen la línea
COLECTIVO AZÁLVARO
Actualizado 22/09/2015 20:41:59 CET

SEGOVIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha completado la corrección de la línea que abastece de electricidad al Centro de Tratamiento de Residuos del Consorcio Provincial Ávila-Norte, que ha sido durante años causante de la electrocución de múltiples especies protegidas, como buitres, cigüeñas y córvidos.

La línea afectaba a los valores naturales en Campo Azálvaro-Pinares de Peguerinos, un espacio protegido por la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), localizado al este de las provincias de Ávila y Segovia.

Según el Colectivo Azálvaro, ONG conservacionista con sede en El Espinar (Segovia) que tiene como fin la protección, conservación y divulgación de las aves carroñeras y sus hábitats, dicha línea ha sido desde hace varios decenios un "punto negro" para las aves, que acuden en masa hasta las inmediaciones del vertedero para alimentarse.

De acuerdo con la información recabada por la entidad, su peligrosidad derivaba de las características del tendido --torretas sin bóveda y con apoyo de amarre en horizontal, falta de señalización en los hilos de distribución, entre otras--, así como de la falta de alimentos naturales en el área por estar en un ambiente general de pastos, a lo que se sumaba la concentración de aves en busca de alimento.

Ante la gravedad de la situación, el Colectivo Azálvaro se puso en contacto con Iberdrola para transmitirle su preocupación por el impacto sobre la fauna, presentarle un informe con las afecciones detectadas e informarle de la necesidad de medidas protectoras y correctoras.

Según informan fuentes de esta organización, desde el primer momento la empresa mostró su preocupación ante la "tragedia silenciosa" que se estaba desarrollando en la ZEPA. De hecho, en poco tiempo los operarios iniciaron la instalación de elementos aisladores y señales o balizas anticolisión para evitar el contacto de las aves con los cables, de manera que en la primavera de este año toda la línea quedó aislada

No obstante, dado que la medida no es efectiva al cien por cien --la experiencia indica que el simple aislamiento no reduce completamente la mortandad en líneas con mucho riesgo--, se instó a colocar elementos disuasorios denominados "paraguas o florero invertido", más eficaces, diseñados para fijarlos sobre la cabeza de los apoyos perpendicularmente a las mismas con el fin de evitar la posada y la nidificación, lo que conlleva la imposibilidad de que las aves contacten con los postes y los cables de modo simultáneo.

El Colectivo Azálvaro indica que los operarios volvieron entonces a subir a los postes para la instalación de estos mecanismos y completar así la intervención, que ha culminado hace unos días. "Hoy podemos decir que Iberdrola ha aumentado la seguridad para las aves al reducir el riesgo de muerte en este tendido", se congratula la ONG, que ha trasladado su agradecimiento a Iberdrola por su "importante contribución".