Un inspector de Hacienda confirma que Méndez y su esposa ingresaron sin justificar 836.000 euros de 2003 a 2007

Juicip por el 'Caso Arroyo' en Valladolid
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 16:15:06 CET

Afirma que hay operaciones inmobiliarias que "no son normales" y cree que no es una situación de "transparencia"

VALLADOLID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un inspector de Hacienda ha ratificado que el alcalde de Arroyo de la Encomienda (Valladolid), José Manuel Méndez, y su esposa, Ana Fernández, obtuvieron ingresos no justificados a efectos fiscales, comúnmente conocidos como "dinero B", por importe de más de 836.000 euros entre los años 2003 y 2007, aunque estos no supusieran delito fiscal y situación ya se ha regularizado con la Agencia Tributaria.

Así se ha puesto de manifiesto durante la quinta jornada del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Valladolid contra seis acusados por el denominado 'Caso Arroyo'.

En esta sesión ha declarado como perito el inspector de Hacienda que realizó un informe sobre varios de los acusados y las empresas relacionadas, como la constructora Mahía, aunque la prueba pericial se ha ceñido sólo a lo que se refiere al alcalde de Arroyo y su esposa, quienes obtuvieron 836.702 euros al margen de las cantidades declaradas a efectos de IRPF, cantidad "sin justificar" que el propio perito ha reconocido que es lo que comúnmente se denomina "dinero B".

En concreto, el informe refleja que los ingresos no justificados por ambos ascienden a 309.123 euros en 2003, 245.594 en 2004, 86.410 al ejercicio siguiente, 127.815 en 2006 y 67.710 euros en 2007, lo que suman más de 836.000 euros. Además, en estos años la Agencia Tributaria devolvió al matrimonio un total de 14.973,71 euros correspondientes a las declaraciones de IRPF de estos ejercicios, aunque si se hubieran incluido las anteriores cantidades saldría a pagar, según ha puesto manifiesto el inspector.

Las cantidades sin justificar proceden de operaciones realizadas con algunas de las empresas con las que tiene relación el matrimonio y de operaciones inmobiliarias como la compra, a la constructora Mahía, de la vivienda en la localidad pontevedresa de Villagarcía de Arosa en julio de 2004.

Esta compra por importe de 84.742 euros no se financia con un préstamo hipotecario, aunque en la misma fecha sí se formaliza uno de 87.400 euros cuyo importe se ingresa en una cuenta de Méndez, aunque finalmente el dinero se destina al pago de abogados (12.000 euros) y acaba en su mayor parte en una sociedad relacionada con Méndez como es Sociedad Operadora del Futbolín.

Por otro lado, el perito ha ratificado que la vivienda que es domicilio habitual del matrimonio en Arroyo se vendió a los suegros de Méndez en marzo de 2002, quienes se subrogan a las dos hipotecas que existían, las cuales fueron canceladas por un préstamo personal que obtuvo la pareja. De esta forma, ha asegurado que aparentemente la venta de la vivienda a sus suegros, aunque sí formalmente, no fue tal.

SITUACIÓN DE "NO TRANSPARENCIA"

El perito ha asegurado que estas operaciones no son "normales" y se ha preguntado por qué Méndez Freijo vende la vivienda a sus suegros, algo que "no tiene lógica" y que no es una situación de transparencia.

Además, se recogen otras operaciones con participaciones sociales y con sociedades relacionadas, ya que el matrimonio vende su participación en seis empresas el 11 de junio de 2003, tres de ellas a Trading & Machines, cuyo administrador único es un primo del alcalde de Arroyo. En otros tres casos venden participaciones a José Presas Zobra, socio de Mahía y con quien Méndez ha tenido empresas a medias.

Sin embargo, según el inspector de Hacienda, las cantidades recibidas por estas ventas no tienen entrada en las cuentas que el matrimonio tiene.

De la misma forma, no salen de sus cuentas 69.000 euros que la esposa de Méndez, Ana Fernández, utiliza para adquirir participaciones de la empresa D'Factory Garmen, S.L. (30.000 euros) y de Promotora Ulmetum (39.000 euros), en ambas ocasiones con dinero en metálico cuyo origen no se justifica.

Con esta prueba pericial el juicio encara sus últimas tres jornadas, en las que las partes presentarán sus informes, primero el fiscal y la acusación popular y posteriormente las defensas.

En la última sesión, el jueves, será el turno de las defensas del exdelegado territorial de la Junta, Jesús García Galván, y de Méndez, representado por Javier Gómez de Liaño.

Precisamente la abogada que ha sustituido este lunes al conocido abogado ha pedido al presidente de la Audiencia, Feliciano Trebolle, poder presentar su informe y conclusiones el jueves, dado que Gómez de Liaño asiste estos días en la Audiencia Nacional a la declaración del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, a quien representa, dado que se trata de una causa con preso y tiene prioridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies