Investigado por conducción temeraria tras un adelantamiento en Burgos que casi provoca un accidente

 

Investigado por conducción temeraria tras un adelantamiento en Burgos que casi provoca un accidente

Publicado 21/04/2017 14:08:00CET

BURGOS, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha investigado en Burgos a un hombre como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, al realizar y finalizar una maniobra de adelantamiento poniendo en grave riesgo su vida y la del resto de usuarios de la vía, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Los hechos, por los que se investiga a F.J.L.U, de 45 años, ocurrieron días atrás, en la carretera N-234 a su paso por la comarca de La Demanda.

Según el relato de la Guardia Civil, eran las 12.30 horas cuando una furgoneta que circulaba sentido decreciente (hacia Soria) adelantaba a un vehículo articulado y seguido a otra furgoneta conducida por el denunciante mientras que, en sentido contrario y correctamente por su carril, circulaba un vehículo articulado y seguido a éste otro más.

Lejos de desistir, el conductor investigado continuó con la peligrosa maniobra de adelantamiento y sobrepasó finalmente a la furgoneta en el momento en que se producía el cruce con el vehículo articulado que circulaba en sentido contrario.

"Los tres vehículos implicados no llegaron a colisionar, si bien se puso en grave peligro la vida de las personas", ha señalado la Benemérita, que tras recibir denuncia por los hechos abrió una investigación tendente a la comprobación de los hechos denunciados y llegado el caso a la identificación, localización e investigación del conductor infractor.

Las pesquisas practicadas por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, con los escasos datos aportados en la denuncia, llevó a los investigadores a inspeccionar el lugar de la maniobra, un tramo recto descendente con visibilidad seguido a un cambio de rasante, donde está autorizado el adelantamiento por señales horizontales y verticales y donde llamaba la atención el hecho de que la anchura de la calzada en ese punto es de 7,20 metros.

Estancados a falta de más información, lejos de abandonar la investigación, ésta dio un vuelco importante al localizar una cámara de seguridad en las proximidades que podría aportar luz a las pocos resultados obtenidos hasta entonces.

Visionadas las imágenes, se observaba el antirreglamentario y peligroso adelantamiento tal y como fue relatado en la denuncia.

Uno de los fotogramas permitía observar la marca, modelo y matrícula de la furgoneta que adelantaba, por lo que localizado su titular y a la vez conductor, tras las comprobaciones pertinentes, fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

La Guardia Civil ha recordado que el adelantamiento es la maniobra más peligrosa que existe en la conducción y, aunque la señalización horizontal y vertical permita realizarlo, para llevarlo a cabo correctamente y sin riesgo para la integridad de las personas, debe cerciorarse antes de iniciarlo, entre otras cuestiones: de que no circulan vehículos en sentido contrario, que no hay otro vehículo que haya iniciado ya dicha maniobra y de que existe espacio y visibilidad antes, durante y al finalizarlo, sin obligar a otros usuarios a maniobras bruscas de frenado o evasivas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies