IU califica de "decepcionante" la propuesta fiscal del Ayuntamiento de Valladolid y reclama "acentuar la progresividad"

Actualizado 17/12/2013 20:59:09 CET

VALLADOLID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha calificado de "decepcionante" la modificación de las Ordenanzas Fiscales aprobadas por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid este viernes, pues considera que se ha "perdido una oportunidad" de conseguir una mayor progresividad fiscal, de forma que "pague más quien más tiene y repercuta menos en las personas y hogares con más dificultades".

En un comunicado recogido por Europa Press, el Grupo Municipal ha señalado que la presión fiscal que soportan los ciudadanos "debe medirse fiscal no sólo respecto al último año, sino incluyendo también los anteriores" e incluir la subida del "13 por ciento" del IBI en 2012, así como la implantación en 2013 de la tasa de recogida de basuras.

En el texto, han matizado que algunas medidas anunciadas "responden a la caótica política urbanística de los últimos años", como la modificación del 50% del IBI que se plantea para los propietarios de fincas urbanas "ubicadas en zonas singulares del municipio" que fueron clasificadas como urbanizables en el momento en el que se proyectaba un buen número de Áreas Homogéneas pero que no se han desarrollado.

"Aunque el concejal tiene el desparpajo de hablar de progresividad, se ha negado en reiteradas ocasiones a tomar ninguna medida que tengan un verdadero calado en la economía de los ciudadanos, y no sólo pequeños parches", han incidido, antes de recordar que la petición de IU de incrementar la fiscalidad de las viviendas vacías que tengan un valor superior a los 400.000 euros no ha sido escuchada.

Respecto a la modificación de la regulación de la cuenta tributaria municipal, han mantenido que, pese al descenso del límite mínimo en 100 euros, se "sigue impidiendo" a quienes deben pagar menos de 200 euros entre todos los tributos municipales que puedan hacerlo en varios plazos, lo que "puede perjudicar precisamente a aquellos hogares con menor capacidad adquisitiva para hacer frente a un único pago".

Además, han criticado que "no se ha querido aprobar la firma de un acuerdo con el Catastro que permitiría mejorar la capacidad inspectora municipal", con el fin de identificar los inmuebles que están sin catastrar en Valladolid y que, por tanto, no abonan IBI (Valladolid es una de las poquísimas capitales de provincia sin convenio con el Catastro).

Por otro lado, los concejales de IU han aseverado que la Concejalía de Hacienda "desprecia la información real sobre la situación de las personas y familias", pues consideran que "se ha negado a que los servicios de estudios municipales analicen la realidad económica de los hogares con menos recursos, y la incidencia de los distintos tributos sobre los mismos".

Por último, han apuntado otro reproche a la "pésima" política informativa del Ayuntamiento en materia fiscal, algo que queda "de manifiesto" tanto en el proceso de implantación de la nueva tasa de basuras como en la difusión de las condiciones de acceso a la cuenta tributaria.