IU propone gravar más las viviendas de lujo y grandes empresas para hacer más justa la política fiscal del Ayuntamiento

IU
EUROPA PRESS
Actualizado 27/12/2012 14:49:45 CET

VALLADOLID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha propuesto crear una comisión para estudiar la progresividad de los tributos municipales, lo que incluiría gravar a las más de 17.000 viviendas vacías que existen, según estimaciones del Plan General de Ordenación Urbana, con un recargo sobre el IBI.

La iniciativa del grupo liderado por Manuel Saravia parte de la convicción de que es necesario analizar sobre quién está recayendo el esfuerzo económico para mantener los ingresos públicos, de manera que sea posible en los próximos años gravar más a quien más tiene y evitar que la presión fiscal se cebe con la gente más humilde.

IU, que ha trasladado dicha propuesta a la Comisión de Hacienda celebrada hoy, recuerda que habitualmente la ciudadanía vallisoletana ha visto cómo aumentaba el recibo de las tasas e impuestos locales que había de pagar, normalmente actualizándose conforme al IPC, pero, sin embargo, desde hace ya varios años dicha subida no viene acompañada de una actualización similar en los sueldos públicos o privados, en las pensiones o en los subsidios, ni de un aumento de ingresos en el pequeño comercio o la pequeña y mediana empresa.

Igualmente, además de gravar las viviendas vacías, propondrá establecer un recargo en el IBI para las más de 201 viviendas con un valor catastral de más de 400.000 euros, o las 145 con valor superior a 500.000 euros. "Pudiendo aumentar notablemente para estas casas de lujo el gravamen, y de forma proporcional a las de otros valores altos, se podría llegar a recaudar un millón de euros más, aportado por las familias más pudientes para poder destinarlo a gasto público en beneficio de toda la ciudad", subraya Saravia.

ESFUERZO DE LAS EMPRESAS

De la misma manera, se propondrá que las grandes empresas también hagan un esfuerzo extra, con un incremento del IBI entre el 10 y el 20% para aquellas que tengan un valor catastral de más de un millón de euros, con lo que se podrían recaudar unos dos millones de euros para el erario público.

Este incremento afectaría a grandes empresas y centros comerciales, que generan una cantidad muy importante de ingresos y que lo lógico, tal y como estima IU, es que contribuyan más, "por solidaridad y justicia social", para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos. "Las grandes firmas, que han recibido dinero público y muchas facilidades en los últimos años, deben hacer un mayor esfuerzo en estas circunstancias".

En paralelo, IU plantea estudiar también de qué manera podrá aligerarse la carga fiscal a las menores rentas, "revirtiendo la tendencia de los últimos años, en los que el equipo de gobierno municipal ha basado su política fiscal en gravar a la totalidad de las familias y las personas sin tener en cuenta su capacidad económica, confiando únicamente en el efecto de las bonificaciones que están contempladas técnicamente para cuestiones excepcionales".

Por último, IU traslará la implantación de estas medidas al ámbito de la Comunidad Urbana de Valladolid (CUVA) para coordinar las políticas fiscales con los municipios del entorno y evitar la competencia entre localidades, de manera que repercuta de manera igualmente justa entre los vecinos de todo el alfoz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies