Junta apoya el Pacto por la Energía que reclama UGT

Pedro Hojas con Pilar del Olmo a su derecha
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 19:58:08CET

   Ejecutivo autonómico y sindicato ven compatible la lucha contra el cambio climático y la defensa del carbón autóctono

   VALLADOLID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Castilla y León ha mostrado este martes su apoyo a la propuesta de la Federación de Industria, Construcción y Agroalimentaria (FICA) de UGT para que partidos políticos, agentes sociales y empresarios alcancen un Pacto de Estado por la Energía y se ha sumado a su apuesta por una transición "justa y equilibrada" hacia la descarbonización de la producción energética.

   El presidente del Ejecutivo autonómico, Juan Vicente Herrera, y el secretario general de FICA-UGT, Pedro Hojas, se han reunido este martes en las Cortes de Castilla y León para abordar esta cuestión, encuentro en el que han coincidido en la importancia de defender la presencia del carbón autóctono en el mix energético, lo cual es "compatible" con la lucha contra el cambio climático y con la descarbonización, que como ha recordado el líder sindical, "no afecta sólo al carbón como hace pensar su nombre", sino que se refiere a todos los combustibles fósiles cuya combustión generan emisiones de CO2.

   En declaraciones recogidas por Europa Press, Hojas ha insistido en que esa descarbonización debe ser "progresiva" y se ha fijado como objetivo para lograrla el 2050, ya que el 2020 supondría una amenaza, a su juicio, para la competitividad de la economía española, que necesita la energía que producen centrales térmicas como las que pretende cerrar Iberdrola.

   Asimismo, se ha referido al impacto que la pérdida de los empleos vinculados a estas plantas tendría en las zonas rurales donde se asientan, así como en las cuencas mineras que producen el carbón, y que supondría una aceleración del fenómeno de la despoblación.

   En cuanto a las emisiones de CO2 de las térmicas del carbón, Pedro Hojas ha recordado que la energía obtenida de la quema de carbón autóctono supone sólo el siete por ciento del mix energético español, por lo que ha limitado su impacto en el medio ambiente, al tiempo que se ha dirigido a las empresas energéticas para pedirles que inviertan en técnicas que permiten la reducción de esas emisiones sin renunciar a la quema de carbón.

PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD

   El secretario general de FICA-UGT ha advertido de que no ser por la energía térmica y nuclear, en el mes de enero el recibo de la luz se hubiera incrementado un 30 por ciento, con su impacto correspondiente en los hogares "afectados por pobreza energética" y la "pérdida de competitividad" de las empresas españolas por el incremento de sus costes de producción --que pagaron el kilovatio hora a 52 euros frente a los 29 en Alemania--.

   Por ello, ha reclamado soluciones a los políticos y ha abogado por un Pacto de Estado por la Energía que permita sacar esta cuestión del debate partidista y "no sea utilizado para desgastar a los gobiernos de turno". Asimismo, ha sostenido que no se puede permitir el cierre de minas sin haber establecido antes una industria y un empleo alternativo.

   En su comparecencia ante los medios, Hojas ha estado acompañado por la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, quien ha secundado las palabras del sindicalista y ha criticado que en España la energía "es cara" tanto para empresas como para particulares, por lo que está "en juego una economía más competitiva".

   Del Olmo ha lamentado que el pacto "ya llegaría tarde" tras "muchos cierres anunciados", pero ha insistido en que "todavía hay tiempo" y se ha negado a aceptar que las empresas "cierren sin más" sus centrales y se "desentiendan de los trabajadores".

   Así, les ha reclamado inversiones en sus plantas para que éstas sean "más sostenibles" y emitir menos CO2, algo que ya hace, como ha puesto de ejemplo, Gas Natural Fenosa, por lo que ha invitado al resto a seguirla.

   Por último, ha recordado que el carbón es "la única materia prima energética autóctona" que hay actualmente en España, por lo que ha pedido "protegerlo".