Junta buscará que estudiantes consideren FP "un itinerario de éxito"

Agustín Sigüenza (centro) presenta el nuevo Plan de FP
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2016 14:25:38 CET

El nuevo Plan 2016-2020, basado en la "equidad, calidad y empleabilidad", reúne un centenar de medidas en torno a cuatro objetivos

   VALLADOLID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Castilla y León trabajará para que los estudiantes consideren la Formación Profesional "un itinerario de éxito" y acudan a ella antes de los 18 años y no como consecuencia del abandono del Bachillerato.

   Así lo ha trasladado este viernes e director general de Formación Profesional y Régimen Especial, Agustín Sigüenza, quien ha presentado el Plan General de Formación Profesional 2016-2020 que ahondará, ha precisado, en la mejora del rendimiento académico de los alumnos, la reducción de la tasa de abandono y en la incorporación de los estudiantes antes de los 18 años.

   "Queremos que la FP pase a considerarse por los estudiantes como un itinerario de éxito y no como el destierro para quienes no pueden acceder al Bachillerato", ha defendido antes de precisar que los estudios de FP son para quienes "quieren ir capitalizando la empleabilidad".

   El nuevo modelo, inspirado en los principios de equidad en el acceso a la Formación Profesional, calidad en la prestación de los servicios públicos y empleabilidad de la población y que se someterá a constantes modificaciones para adaptarse a las "necesidades de competencias de la sociedad", contempla alrededor de un centenar de medidas aglutinadas en torno a cuatro objetivos.

   De este modo, la primera línea trabajará en torno a la 'Formación Profesional Integrada' -desarrollo del Sistema Integrado de Formación Profesional: eficiencia y eficacia en la FP-; la segunda versará sobre 'Jóvenes formados' -apuesta por la FP como una salida de éxito-; el título de la siguiente línea es 'Cualificados' -Formación Profesional a lo largo de la vida, permanente, flexible y abierta- y, por último 'Conectados con el empleo' -la transición desde el centro de formación a la empresa-.

   En el caso de la primera línea, los programas operativos se centrará en el desarrollo de un sistema integrado de información, orientación profesional y gestión de la carrera, impulso de la red de centros integrados de Formación Profesional y aseguramiento de la calidad en los proveedores de Formación Profesional.

   La segunda línea contempla programas de mejora de la percepción social de la Formación Profesional y de resultados y prevención de abandono en Formación Profesional Inicial; Internacionalización, movilidad internacional y cooperación transfronteriza; Formación del Profesorado de especialidades vinculadas a la Formación Profesional Inicial y renovación, mantenimiento y sustitución de Equipamiento (RMSE) de centros con oferta de Formación Profesional.

FORMACIÓN PARA ADULTOS

   Los programas contemplados en la tercera línea son nuevas oportunidades de formación y cualificación profesional de la población adulta; formación Profesional abierta y a distancia para personas adultas; acreditación de competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral; reconocimiento, evaluación y desarrollo de competencias básicas; programa de Formación para Desempleados y  Programa de Formación para ocupados.

   Finalmente, la última línea abarca iniciativas como el Programa Aula-Empresa; Formación Profesional Dual -aprendizaje basado en el trabajo-; Desarrollo de competencias clave transversales -competencias y cualidades del carácter-; prácticas en empresas -formación en centros de trabajo y prácticas con compromiso de contratación- y ajuste de la oferta formativa a las necesidades de personal cualificado del mercado laboral.

   Enmarcado en la Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo, el Plan General de Formación Profesional se sustenta en la unidad de acción, que requiere coordinación entre las distintas consejerías implicadas para dar una respuesta eficiente y eficaz a las necesidades de cualificación de la ciudadanía.

   Se trata, según el director general, de mejorar el impulso de los instrumentos y acciones del Sistema Nacional de Cualificaciones mediante la vinculación del conjunto de ofertas formativas al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales; el desarrollo del procedimiento de reconocimiento, evaluación, acreditación y registro de las cualificaciones profesionales para incrementar su eficacia y eficiencia con un mejor uso de los recursos públicos existentes; la información y orientación en materia de FP y empleo y la calidad del Sistema de Formación Profesional en su conjunto.

   Sigüenza, quien ha insistido en la adecuación de la oferta a las necesidades formativas individuales y a las del sistema productivo y ha destacado la importancia de la implicación de las micropymes y no solo de las grandes compañías, se ha referido también a la necesidad de conectar los sistemas de Formación Profesional inicial y de formación de trabajadores ocupados y desempleados.

   El Plan se sustenta en las previsiones económicas regionales, nacionales e internacionales y es fruto de un análisis de las y estrategias europeas, nacionales y autonómicas para adecuarlo a la realidad.

LAS CIFRAS DE LA FP

   El número de alumnos de FP en la Comunidad ha pasado de los 30.000 matriculados en el curso 2008-2009 a los casi de 40.000 de este curso; de ellos, 3.800 alumnos cursan ciclos de Formación Profesional Básica, 18.200 Grado Medio y 17.800 Grado Superior.

   En la actualidad, la Comunidad oferta 21 familias profesionales: Actividades físicas y deportivas; Administración y gestión; Agraria; Artes gráficas; Comercio y marketing; Edificación y obra civil; Electricidad y electrónica; Energía y agua; Fabricación mecánica; Hostelería y turismo; Imagen personal; Imagen y sonido; Industrias alimentarias; Informática y comunicaciones; Instalación y mantenimiento; Madera, mueble y corcho; Química; Sanidad; Servicios socioculturales y a la comunidad; Textil, confección y piel; y Transporte y mantenimiento  de vehículos.

   De ellas, se ofertan en Castilla y León 13 títulos de FP Básica; 37 títulos de Grado Medio y 63 de Superior impartidos en 199 centros educativos de 71 localidades.

   Asimismo, también se desarrollan en el presente curso varios programas de Formación Profesional Dual: 131 proyectos con 284 alumnos participantes, de los cuales cinco cursan Formación Profesional Básica, 103 cursan un ciclo formativo de Grado Medio y 176 de Grado Superior.

   En este momento tienen en marcha proyectos 25 centros educativos, de los cuales ocho son Centros Integrados de Formación Profesional. Así, las familias con mayor participación de alumnado son Transporte y Mantenimiento de Vehículos, Instalación y Mantenimiento y Electricidad y Electrónica. Finalmente, el número de empresas ubicadas en Castilla y León que han colaborado en el desarrollo de estos proyectos ha sido de 141, de las que 93 dan cobertura a los proyectos del presente curso académico.

   Además, los estudiantes de FP de la Comunidad también hacen prácticas en el extranjero (en los tres últimos cursos participaron en programas de movilidad Erasmus 565 alumnos). El índice de inserción laboral se situó en el 66,4 por ciento en el curso 2012-2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies