La Junta contabiliza casi 2.000 ataques de lobos este año en Ávila y Segovia

Publicado 15/05/2018 20:02:02CET

   VALLADOLID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   El director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, ha considerado que actualmente "el único problema" del lobo al Sur del Duero son los daños a la ganadería, pues ha destacado que en lo que va de 2018 se han registrado cifras "de récord" con cerca de 2.000 ataques en las provincias de Ávila y Segovia.

   El representante de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha intervenido este martes en el Parlamento Europeo en una jornada titulada 'Defensa del Pastoralismo, hacia un plan de conservación del lobo en Europa', promovida por varios europarlamentarios.

   En su intervención, según ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press, Arranz ha destacado el estado "favorable" de la conservación del lobo ibérico en Castilla y León y se ha referido especialmente al caso del Sur del Duero, donde ha recalcado que "no tienen ningún problema de conservación", pero el único problema en su gestión son "los daños que hace a la ganadería".

   De hecho, ha resaltado que al Sur del Duero los daños que causa este cánido son "cada vez más preocupantes" e incluso este año se "baten todos los récords" en Ávila y Segovia, con casi un millar de ataques de lobos registrados en la provincia abulense y una cantidad "muy próxima" en la segoviana.