La Junta declara las unidades veterinarias de Segovia y Villacastín como áreas de especial incidencia de brucelosis

Actualizado 09/04/2008 20:14:45 CET

SEGOVIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Producción Agropecuaria declaró las unidades veterinarias de Segovia y Villacastín como áreas geográficas de "especial incidencia de brucelosis bovina", según publica el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) en su edición de hoy, miércoles.

En concreto y según la resolución de la Dirección General de Producción Agropecuaria, el área de vigilancia para la unidad veterinaria de Segovia contempla los municipios de San Ildefonso o La Granja, Ortigosa del Monte, Otero de los Herreros, Gallegos, Adealengua de Pedraza, La Losa, Navas de Riofrío, Navafría y la localidad de Revenga, dentro del término de Segovia.

Por su parte, la unidad veterinaria de Villacastín afecta a los municipios de Navas de San Antonio, Zarzuela del Monte, El Espinar, Vegas de Matute, Valdeprados, Ituero y Lama, Monterrubio y Villacastín.

Según consta en esta publicación del Bocyl, en cada uno de estos municipios los servicios veterinarios oficiales, tanto de la unidad veterinaria como del servicio territorial, con el visto bueno del Servicio de Sanidad Animal, podrán establecer un protocolo de actuaciones municipales específico, en función de las características epidemiológicas de cada municipio. Por parte de la Sección de Sanidad y Producción Animal, podrá ordenarse el sacrificio con indemnización de aquellas reses que resultando negativas a las pruebas oficiales pertenezcan a explotaciones con positividad y manifiesten signos clínicos relacionados con la enfermedad o aquellas cuyo sacrificio sea aconsejable en función de la situación epidemiológica.