La Junta destina 16 millones para obras en carreteras en Burgos, Salamanca, Segovia y Zamora hasta 2020

Publicado 21/12/2017 14:51:50CET

VALLADOLID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el gasto de 16.072.755 euros para la contratación de obras de refuerzo y renovación de firme en 255 kilómetros de diferentes tramos de carreteras de las provincias de Burgos, Salamanca, Segovia y Zamora, que se ejecutarán entre 2018 y 2020.

Estas obras, al igual que las aprobadas a primeros de diciembre, forman parte del Bloque de Actuaciones Prioritarias en la red autonómica que está ejecutando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con el fin de garantizar el imprescindible mantenimiento del extenso patrimonio viario de Castilla y León.

En primer lugar, se afrontarán obras de conservación preventiva de firmes en carreteras de la provincia de Burgos, que presentan un estado superficial del pavimento en diferente grado de deterioro, lo que hace necesario actuar sobre las mismas para que se mantengan unas mínimas condiciones de funcionalidad.

Los tramos que se conservarán son 49 kilómetros en la CL-619, de Magaz a Aranda de Duero; 17,3 kilómetros en la CL-632, de Briviesca a Cornudilla; 12 kilómetros en la BU-114, desde el cruce de la N-1 a Villafruela; 17,7 kilómetros en la BU-550, de Trespaderne al límite con el País Vasco; 15,6 kilómetros en la BU-552, de Berberana a El Ribero; 13,8 kilómetros en la BU-813, entre la intersección de la BU-820 a Pradoluengo; 19,8 kilómetros de la BU-820, entre Ibeas de Juarros y la BU-825; 14 kilómetros en la BU-910, de Aranda de Duero a Hacinas; y 12,6 kilómetros en la BU-945, de Fuentespina al límite con la provincia de Segovia. El presupuesto consignado para este contrato asciende a 2.995.541 euros, con cargo a las anualidades 2018 y 2019.

Las obras consistirán en la conservación preventiva del pavimento actual con la extensión de una capa de microaglomerado en frío, complementada con el saneo de blandones y sellado de grietas, y la renovación de señalización horizontal, así como la vertical que se encuentre en peor estado.

Se afrontarán también obras de la mejora de plataforma y firme en un tramo de 17,8 kilómetros de la BU-627, comprendido entre las localidades de Villanueva de Argaño y Villadiego. Se trata de terminar las obras que fueron suspendidas temporalmente con anterioridad y que se encuentran ahora en diversos estados. El presupuesto asciende a 4.782.104 euros y está prevista su finalización en 2019.

REFUERZO Y RENOVACIÓN DEL FIRME EN LA CL-526 EN SALAMANCA

Se afrontarán obras en un tramo de 17,39 kilómetros, entre la localidad de Robleda y el límite con la Comunidad de Extremadura, donde además existen dos intersecciones con carreteras de la Diputación de Salamanca que necesitan el extendido de una capa de mezcla bituminosa para regularizar esta superficie con la nueva rasante de la carretera CL-526.

También existen diversos accesos a caminos agrícolas municipales y a pistas forestales cuyo estado es variable, y en algunos de los cuales es necesario acondicionar instalando nuevas obras de drenaje longitudinal y pavimento con losas de hormigón.

La señalización horizontal y vertical, balizamiento y defensas existentes se encuentran en un estado deficiente en la mayoría de los casos, siendo necesaria su renovación y adaptación a la nueva rasante. El presupuesto previsto para estas obras asciende a 2.999.696 euros, con cargo a las anualidades hasta 2020.

En la SG-145, las obras afectan al tramo comprendido entre la localidad de Ayllón (N-110) hasta el límite con la Comunidad de Castilla-La Mancha, en la provincia de Segovia. La carretera pertenece a la Red Complementaria Preferente. El tramo objeto del proyecto tiene una longitud de 21,5 kilómetros y atraviesa los términos municipales de Ayllón, Francos, Estebanvela, y Santibáñez de Ayllón.

Las deficiencias tanto en la capa estructural del firme como en su capa base hacen necesario realizar obras de saneo de la plataforma, la mejora del drenaje y la rehabilitación y renovación del firme. El presupuesto asciende a 2.783.937 euros a liquidar hasta 2019.

Por otro lado, las carreteras CL-527, ZA-633 y CL-612 se someterán a obras de renovación de firme, con un presupuesto de 2,5 millones de euros. La CL-627, estará afectada en un tramo 17,8 kilómetros entre las localidades de Bermillo de Sayago y cruce con la carretera de Cibanol; la ZA-633, en un tramo de 3,5 kilómetros; y la CL-612, en 5,9 kilómetros de las travesías de las localidades de Villamayor, Villalpando, Villárdiga, San Martín, Cañizo, Castronuevo, Aspariegos y Benegiles.

Estas carreteras presentan un firme en estado de deterioro avanzado, con deformaciones que pueden afectar a la seguridad vial. Las obras consisten en el saneo de blandones con suelocemento, el sellado de grietas, fresado en obras de paso y en las travesías donde sea necesario, extensión de una capa de MBC para rehabilitación del firme, la señalización horizontal, limpieza y perfilado de cunetas y la renovación de señalización vertical. El presupuesto asciende a 2.511.477 euros, con cargo a las anualidades 2018, 2019 y 2020.

Todas las obras se inscriben en el marco del compromiso de legislatura de acometer las actuaciones que se consideran prioritarias respecto de la red de carreteras autonómicas, atendiendo especialmente al mantenimiento y conservación de la red.

El presupuesto previsto para 2018 para la Red de Carreteras asciende a 92,17 millones de euros, lo que supone un incremento del 36 por ciento respecto al presente ejercicio.