La Junta duplica en 2018 su aportación a las ayudas para mejorar la cobertura de alta capacidad de Internet en CyL

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones. 19-3-2018
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 12:21:12CET

Suárez-Quiñones destaca que en 2018 "sólo" 80.000 personas no dispondrán de conexión terrestre de más de 30 Mbps

VALLADOLID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado este lunes que la Junta dedicará este año unos 3,5 millones de euros como aportación a las líneas de subvenciones, conjuntamente con el Estado, para mejorar la cobertura de alta capacidad de Internet, lo que supone que duplica los 1,6 millones de 2017.

Así lo ha señalado Suárez-Quiñones este lunes durante la jornada 'La conectividad a Internet en el medio rural: retos, políticas y tecnologías', organizada por la Consejería para informar a los representantes de administraciones locales y empresas acerca de las posibilidades de la conexión a Internet en el medio rural y las alternativas tecnológicas disponibles para ello.

El consejero ha subrayado el "esfuerzo inversor" de las administraciones públicas para avanzar en la universalización de la cobertura de banda ancha rápida y ultrarrápida, especialmente en los pequeños municipios del medio rural a través de la convocatoria de subvenciones a proyectos de extensión de banda ancha a operadoras de telecomunicaciones.

Suárez-Quiñones ha destacado que en el presente ejercicio, 2018, la Junta de Castilla y León, que complementa las subvenciones del Estado para zonas del medio rural, aportará 3,5 millones de euros a esta línea, lo que supone más del doble que lo que se ha destinado en 2017 --1,6 millones de euros--.

NOVEDAD, LOS POLÍGONOS INDUSTRIALES

La Junta de Castilla y León ultima la convocatoria de subvenciones de este año para promover la extensión de redes de acceso a Internet de alta velocidad capaces de dar servicio de más de 30 Mbps por segundo a los usuarios y la principal novedad será la inclusión como zonas prioritarias de los Caminos a Santiago, los espacios naturales, varios itinerarios de interés turístico y los polígonos industriales, que se suman a la prioridad que ya tienen los municipios de zonas mineras.

Una vez esos proyectos se desplieguen, según el consejero, se prevé que en Castilla y León, sólo unos 80.000 habitantes queden fuera de la cobertura de tecnologías terrestres --fibra óptica o 4G-- con velocidad de más de 30 megas.

En total, el presupuesto de 2018 para proyectos de la Dirección General de Telecomunicaciones asciende a 13,77 millones de euros, que permitirán "continuar la consolidación de la transformación digital de la Comunidad conforme a los programas y objetivos fijados en la Agenda Digital".

Suárez-Quiñones ha añadido que, desde el año 2002, la Junta ha aportado más de 40 millones de euros en ayudas, que a su vez han promovido otros 40 millones en inversiones por parte de las operadoras privadas.

En 2017, las convocatorias coordinadas de subvenciones del Estado, a través de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, y del Gobierno autonómico, dieron como resultado una aportación pública de más de 14,5 millones de euros para Castilla y León para financiar el despliegue de proyectos de redes de nueva generación que han llevado Internet a 225.000 habitantes de 331 poblaciones que carecían de tal cobertura y ahora ya disponen de más de 30 megas. De ellos, unos 190.000 tuvieron financiación por parte del estado y algo más de 30.000, correspondientes a las poblaciones más pequeñas, por parte de la Junta de Castilla y León.

LA "DESCONOCIDA" TECNOLOGÍA SATELITAL

Igualmente, la Junta ha subvencionado con 400 euros la contratación de servicios de tecnología satélite en aquellas zonas donde no existe la alternativa tecnológica terrestre. De hecho, Suárez-Quiñones ha recordado que en los lugares a los que no llega una cobertura de alta capacidad por medio terrestre se puede recurrir a la vía satelital, que puede ofrecer 30 megas y, aunque es "muy desconocida", puede suponer "una solución adecuada para el Internet tanto empresarial como particular como de administraciones públicas", pues se ha beneficiado de la innovación tecnológica.

La extensión de estas infraestructuras que conllevará el programa Escuelas Conectadas -cuyo convenio ha firmado la Junta de Castilla y León-, la propia extensión comercial de las redes por las compañías operadoras y la promoción del uso del satélite como tecnología de acceso a la banda ancha son líneas de actuación que van extendiendo la banda ancha en la Comunidad.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha explicado en su intervención los límites de las administraciones públicas para avanzar en el despliegue de infraestructuras que permitan la universalización en el acceso a los servicios de telecomunicaciones, ya que el Tratado de la Unión Europea establece que estos servicios deben prestarse por los operadores en régimen de libre competencia y prohíbe las ayudas de Estado que distorsionen el libre mercado, por lo que la capacidad de las administraciones se reduce a incentivar a las empresas para que desplieguen aquí su tecnología con subvenciones, que es lo que hacen.

Suárez-Quiñones ha admitido que en la actualidad se vive una "revolución tecnológica, en camino hacia una sociedad digital", y ha defendido que el reto ahora es conseguir que esta sociedad digital genere oportunidades de crecimiento y desarrollo, que sea integradora e inclusiva, para lo cual es necesario llegar a todas partes y garantizar la participación de todos con independencia de su lugar de residencia. "Solo de esta manera lograremos que las tecnologías se conviertan en necesario motor de desarrollo económico y social", ha concluido.

La jornada se ha completado con intervenciones a cargo de responsables de Telecomunicaciones de la propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente y de la Gerencia Regional de Salud, de la Entidad Pública Red.es, del Área de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de León, del alcalde de la localidad soriana de Magaña y de un representante de la empresa Hispasat. Entre ellos han estado la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco; y el director general de transportes, Ignacio Santos.

LA AGENDA DIGITAL DE CASTILLA Y LEÓN

La Agenda Digital para Europa pretende garantizar que en 2020 todos los europeos tengan acceso a unas velocidades mínimas de Internet de 30 Mbps y que el 50 % de los hogares europeos estén abonados a conexiones superiores a los 100 Mbps. Siguiendo esta senda, la Junta desarrolla su programa de Agenda Digital para Castilla y León con cuatro líneas principales: las infraestructuras de telecomunicaciones, la economía digital, la administración electrónica y los servicios públicos digitales, y la adaptación digital de la ciudadanía e innovación social.

Los últimos datos oficiales relativos a 2016 sobre la situación de la banda ancha en Castilla y León muestran que el 97,3% de la población dispone de un servicio superior al universal de un mega; el 85,1%, un servicio superior a los 10 megas, y el 65,3% dispone de un servicio superior a los 30 megas si se combinan todas las tecnologías disponibles, tres puntos más que los registrados en 2015.

La situación ha evolucionado "muy positivamente", según el consejero, como consecuencia del despliegue de la tecnología 4G, lo que ha elevado en 63 puntos porcentuales la cobertura con esta tecnología, pasando de un 13,7% en 2014 al 76,2% en 2016. Y a estos datos falta incorporar los de 2017, que según las previsiones "ha sido crucial a estos efectos".