La Junta mantiene su apoyo económico a las Rutas del Vino para posicionar a CyL como referente nacional en enoturismo

 

La Junta mantiene su apoyo económico a las Rutas del Vino para posicionar a CyL como referente nacional en enoturismo

Copas de vino
PIXABAY
Publicado 13/08/2016 13:06:20CET

VALLADOLID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Junta mantiene su apoyo a las Rutas del Vino para posicionar a Castilla y León como referente nacional en enoturismo, con actuaciones que servirán para señalizar los recursos y establecimientos asociados a las Rutas del Vino de Sierra de Francia y de Rueda.

La Junta tiene previsto conceder en 2016 nuevas subvenciones a las Rutas del Vino de la Comunidad, en apoyo del enoturismo en Castilla y León, según ha informado en un comunicado recogido por Europa Press.

De este modo, se concederán dos subvenciones, de 50.000 euros cada una, a las Rutas del Vino de Sierra de Francia y de Rueda, respectivamente.

La primera de ellas está destinada a conseguir la certificación como Rutas del Vino de España, que concede la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo. La segunda, a la Ruta del Vino de Rueda, "apoya" el mantenimiento de esa certificación, que obtuvo en 2014 y se debe renovar cada dos años.

Las principales actuaciones que se subvencionarán servirán para señalizar los recursos y establecimientos asociados a las Rutas, lo que supone la mayor parte de la inversión para poderse certificar.

Además, se financiarán actuaciones de promoción y marketing de las rutas, como el desarrollo de páginas web, folletos, inclusión en redes sociales, jornadas publicitarias y de sensibilización de la población y eventos promocionales, como viajes de familiarización, entre otras acciones.

RECURSO TURÍSTICO

Este respaldo de la Consejería de Cultura y Turismo a las rutas del vino responde al "interés" por el enoturismo como recurso turístico, ya que "integra bajo una misma imagen de marca de calidad toda la oferta turística" de un determinado territorio.

El enoturismo es un producto "muy demandado" en los mercados exteriores y, por tanto, una "buena" oportunidad de internacionalización turística. Las rutas del vino "facilitan" la comercialización turística de los entornos de las denominaciones de origen del vino y es un producto con un fuerte potencial de desestacionalización turística por ser consumible durante todo el año.

Con este tipo de ayudas, se ha conseguido que en los últimos cuatro años se haya pasado de una a cinco Rutas del Vino certificadas --Ribera del Duero, Bierzo, Rueda, Cigales y Arlanza--.

Así, Castilla y León se sitúa como la Comunidad autónoma con más rutas del vino certificadas de España y, por tanto, como referente nacional en materia de enoturismo.

La certificación de estas Rutas del Vino se realiza a través del Club de producto Rutas del Vino de España, gestionado por Acevin con el apoyo a nivel nacional de la Secretaría de Estado de Turismo y, a nivel regional, de la Consejería de Cultura y Turismo.

Castilla y León se sitúa "a la cabeza" de la producción de vinos de "calidad" y ocupa un lugar "destacado" entre las referencias vitivinícolas españolas.

A ello han contribuido sus doce denominaciones de origen protegidas (DOP) y la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Vinos de la Tierra. Las DOP se agrupan a su vez en nueve denominaciones de origen: Ribera del Duero, Cigales, Rueda, Toro, Bierzo, Arlanza, Arribes, Tierras de León y Tierra del Vino de Zamora, y a las tres denominaciones como vinos de calidad: Sierra de Salamanca, Valtiendas y Valles de Benavente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies