Lactalis comienza a desmantelar la fábrica de Lauki

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Lactalis comienza a desmantelar la fábrica de Lauki

Una grúa carga uno de los silos de Lauki
AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID
Actualizado 06/10/2016 20:38:36 CET

   VALLADOLID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La multinacional Lactalis, propietaria de la fábrica de Lauki en Valladolid, ha comenzado este jueves las labores de desmontaje de las instalaciones, apenas seis después del cierre, que se formalizó el pasado viernes, 30 de septiembre.

   Fuentes del Ayuntamiento de Valladolid han informado a los medios de comunicación de que este jueves, una grúa de grandes dimensiones ha comenzado a retirar algunos de los silos de almacenamiento de leche que formaban parte de las instalaciones de Lauki, situadas en la avenida de Santander de la ciudad vallisoletana y en las que trabajaban 84 empleados.

   De esta manera, se podría complicar la reutilización de esas instalaciones por parte de una hipotética empresa compradora, ya que el Pleno del Ayuntamiento aprobó el pasado mes una modificación urbanística dirigida a limitar la utilización de los terrenos al uso como suelo industrial para actividad del sector lácteo.

   Después de 60 años de historia, la central lechera vallisoletana cesaba su actividad el pasado viernes, seis meses después de que su propietaria, la multinacional francesa Lactalis, hiciera el anuncio del cierre.

   De los 84 trabajadores que tenía Lauki, de acuerdo con el plan social pactado entre Lactalis y los sindicatos, 54 serán recolocados en otras fábricas del Grupo en distintos puntos del país --la mayoría, en Peñafiel (Valladolid), 19 recibirán las indemnizaciones acordadas y once se prejubilan.

   Durante los últimos meses se han mantenido conversaciones entre Lactalis, los representantes sindicales e instituciones como la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la capital y la propietaria llegó a aceptar a finales de mayo una prórroga de tres meses a la primera fecha de cierre --el 30 de junio-- con el fin de intentar buscar un posible comprador de las instalaciones.

   Sin embargo, llegó el 30 de septiembre y no se había concretado una operación de venta de las instalaciones, momento en el cual el alcalde de la ciudad, el socialista Óscar Puente, acusó a la multinacional de no haber tenido "voluntad" en enajenarse de la fábrica.

   De hecho, según el regidor, los sindicatos y las instituciones mantuvieron contactos con empresas que estaban interesadas en adquirir la histórica fábrica para actividad láctea o de otro tipo de industria. Sin embargo, Óscar Puente aseguró en su momento que esos posibles compradores le manifestaron que "todo ha sido un teatro", pues Lactalis no ha tenido "voluntad de llegar a un acuerdo".

   Por otra parte, la Fundación Anclaje y la Junta de Castilla y León apuntaron que todavía se confiaba en que Lactalis acceda a vender los terrenos en las próximas semanas para que se pueda recuperar la actividad industrial en ellos.

   Mientras tanto, el pasado martes, en el Pleno de las Cortes regionales, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, aseveró que la Junta aún mantiene la batalla en la Unión Europea, donde ha pedido que se investigue si el cierre de la fábrica vallisoletana es una deslocalización planificada en beneficio de otras plantas del grupo Lactalis.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies