López de Uralde (Equo) asegura que la central "nunca" volverá a ponerse en marcha pese a la prórroga del CSN

López de Uralde
Reuters
Actualizado 24/05/2013 22:05:03 CET

La prórroga "no es un permiso para funcionar", sólo es "un alargamiento para su cierre definitivo", ha dicho

SANTANDER, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El coportavoz de Equo, Juan López de Uralde, ha asegurado este viernes en Santander que la central nuclear Santa María de Garoña (Burgos) "nunca" volverá a funcionar porque, a pesar de que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) le haya otorgado una prórroga de un año, ésta "no cumple los requisitos de seguridad para volver producir energía".

Además, ha indicado que el cierre de esta central nuclear española "se está demorando" por motivos "económicos y políticos", los que también, a su juicio, han primado para esta prórroga ya que, "una de las consejeras de CSN ha denunciado presión por parte del Gobierno de España" para concederla, ha dicho. "Esta decisión no está exenta de polémica", ha apostillado.

López de Uralde ha manifestado su "absoluto rechazo" a esta decisión del CSN porque "se debe puramente a motivaciones económicas y políticas" y "nada tiene que ver con las necesidades energéticas" de España.

Y es que ha explicado que la central de Garoña sólo tiene una potencia de 460 megavatios, lo que "es fácilmente sustituible". "De hecho, lleva mucho tiempo parada y va a continuar parada" porque la prórroga "no es un permiso para funcionar", sólo es "un alargamiento para su cierre definitivo", ha dicho.

MODELO ENERGÉTICO

Así lo ha manifestado López de Uralde antes de inaugurar las Jornadas sobre Energía Descentralizada y Modelo Cooperativo, en donde ha señalado que el caso de Garoña expone "muy bien" la situación del modelo energético español "demasiado basado en energías contaminantes" como la energía nuclear y la fósil (gas y carbón).

Así, ha considerado que "hay alternativas" en las energías renovables (solar o eólica) en las que "España es especialmente rica" y que, sin embargo, el Gobierno del PP "está marginando".

En este sentido, ha denunciado que mientras España gasta "45.000 millones de euros al año" en importar combustibles fósiles, sobre todo petróleo, "a las energías renovables no se les apoya ni se promueve la investigación y el desarrollo" de las mismas.

"Las decisiones de este Gobierno (PP) han ido encaminadas a bloquear las primas y las ayudas y, en definitiva, bloquear el desarrollo de lo que es nuestro principal recurso, que es el sol", ha indicado.

Finalmente, ha criticado que el sistema energético español está "obsoleto", es "demasiado dependiente" de las "grandes" empresas, y "el consumidor tiene poca capacidad de influir".

Precisamente, esta última consideración es el tema central de las Jornadas en las que López de Uralde ha abordado "alternativas" al modelo como "las cooperativas de producción y comercialización energética".

MEDICIÓN NETA

En este sentido, también se ha pronunciado la representante de Greenpeace Europa y asesora de política energética de la Unión Europea (UE), Tara Connolly, que ha demandado para España el sistema de "medición neta" que tienen algunos países europeos.

Este método promueve la generación de energía por parte de los ciudadanos, que descargan su producción en la red y por ello se les abona "un crédito" que, después, se les resta de su factura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies